lunes, 11 de enero de 2010

Lucy, ¿Una chimpancé fósil?

Supuestos australopithecus en laetoli, es curioso el modo en que han reconstruido a estos chicos si sólo tienen los huesos que han encontrado y que aparecen más abajo. Imagen de www.crystalinks.com
Esta “especie”, es a lo único a lo que todavía se agarran muchos paleoantropólogos, como si fuese el único eslabón disponible con algún argumento para justificar que ha habido un paso desde el simio al hombre. Pero la realidad está imponiéndose cada vez más, y muchas voces sensatas dicen que este Australopithecus afarensis es otra rama, que no es antepasado del hombre, aunque muchos, especialmente los que escriben los libros de texto y los libros y programas de divulgación “científica” pretendan hacer como las avestruces.
Veamos cómo eran esos Australopithecus afarensis, cuyos restos más famosos son, sin duda alguna, la apodada “Lucy”, de la que se ha escrito mucho.
· Su dentadura se parece a la de los chimpancés. [1] Mandíbula de Lucy, imagen de www.abebs.com
· Los cráneos encontrados están tan fragmentados que no se sabe bien si tenían cresta sagital. (como los gorilas actuales). Algunos lo dudan y otros lo afirman. [2]
· Las articulaciones de sus hombros eran del tipo de los simios, perfectamente especializadas para colgarse de los árboles. [3]
· Su hueso hioides (el que sujeta la garganta e indica la forma de la faringe y la capacidad de articular un lenguaje) era exactamente como el de los simios actuales. [4]
· Su caja torácica era como la de los simios. [5]
· Su cadera era como la de los simios. [6]
· Caminaban a cuatro patas apoyando los nudillos de las patas delanteras. [7]
· Las pocas falanges de sus manos y pies que se han encontrado, eran largas y curvadas como las de los simios. [8]
· Su capacidad craneal era como la de los chimpancés actuales. [9]


Fragmentos de cráneo encontrados de Lucy, imagen de www.a3bs.com
Ante todo esto, uno se sorprende de que alguien pueda ver en Lucy o en cualquier otro resto de Australopithecus afarensis algo humano. La clave está solamente en dos huesos fósiles:
El primero de ellos, es una articulación incompleta de rodilla encontrada en 1.973 en Hadar por Johanson (el descubridor de Lucy, y máximo defensor del bipedismo de los afarensis). El único argumento para defender que esa articulación de rodilla incompleta, parecida a una articulación de rodilla humana, pertenecía a esa especie, es que ha sido “datada” en 3’5 millones de años, y “oficialmente” en esa época, no había hombres. Y casualmente el esqueleto de Lucy no tiene completas ninguna de las dos rodillas y no se pueden comparar. [10]
El segundo, es el curioso fragmento del fémur de Lucy, parecido a un fémur humano. Su descubridor cuenta que cuando encontró el fémur, éste estaba rodado por la pendiente. [11] La cavidad en la que la cabeza del fémur debe encajar en la cadera de Lucy, está deformada y no permite enlazar correctamente los dos huesos.
Por más que hemos buscado, no hemos encontrado ninguna publicación que refleje que alguien haya hecho un análisis para determinar si ese fémur pertenece a Lucy o no, y es extraño, porque es un hueso que desentona en un esqueleto netamente simio, -curiosamente es el mismo hueso problemático del “Hombre de Java”- y no es posible conectarlo con el resto del esqueleto ni por arriba ni por debajo. Tampoco hemos encontrado ningún estudio radiográfico de las posibles marcas de las trabéculas interiores del fémur de Lucy, que indicarían las tensiones que soportaba el hueso y, con ello, la posición en la que trabajaba normalmente.

La cadera y los huesos problemáticos de Lucy. Imagen de www.a3bs.com
No podemos descartar la posibilidad de que la articulación de rodilla citada y el fragmento de fémur de Lucy, sean realmente humanos, y que Lucy sea una chimpancé fósil. Y en caso de que algún día se comprobase mediante análisis del tipo de los que hemos citado, que ese fémur y esa articulación son de A. afarensis, pues entonces tendríamos una prueba de que en aquella época existió un simio con una rodilla y un fémur bastante incómodos, porque no le hubiesen servido nada más que de molestia para andar apoyando en el suelo los nudillos de las patas delanteras, y saltar de rama en rama; porque hasta el anclaje de la columna vertebral de Lucy en su cadera, y la anchura de ésta, no es como en los humanos, lo que impediría que pudiese mantener el equilibrio adecuadamente estando erguida. [12] Pero claro, esto no es problema para que algunos que no piensan mucho, o que piensan demasiado, le atribuyan a los Afarensis las famosas pisadas de Laetoli.
Huesos recuperados de Lucy. Imagen de http://media_2.webbritanica.com
Es extremadamente significativo que nadie haya encontrado jamás un resto de chimpancé fósil, que curioso, han salido de la nada, cuando es evidente que estos afarensis son extremadamente parecidos a ellos, pero claro, un chimpancé fósil no da fama ni subvenciones, pero un antepasado del hombre si.
Lleven cuidado que a veces en algunos museos hay unas supuestas copias de los huesos de Lucy, en dónde aparece otra cadera, la rodilla entera, el cráneo reconstruido etc… Por eso hemos incluido las fotos de los restos que realmente se encontraron.
[1] Stringer, C. y Andrews, “La evolución humana” Edit. Akal 2.005 p. 122.
[2] Leakey, R. y Lewin, R. “Nuestros orñigenes” Edit. RBA. p. 130.
[3] Stringer, C. y Andrews, P. Op. cit. p. 119.
[4] Zeresenay, Alemseged. Nature 2.006.
- Vieira, Vanessa – “El Mundo” 21 de Septiembre del 2.006 – p. 34.
- Carbonell, E y Lorenzo, C. “El Mundo” 21 de Septiembre del 2.006 – p. 34.
[5] Leakey, R. y Lewin, R. Op. cit. p. 181.
[6] Schmid, P. “Eine Rekonstruktion des Skelettes von A. L. 288-1 (Hadar) und deren Konsequenzen” –
Folia Primatol, 40 – p. 283 – 306. – 1.983.
Stern, J.P. y Susman, R. L. “Origenes de la bipédie chez les hominides”. – Edit. CNRS:
París. 1.991 - p. 99 – 111.
[7] Richmond, B. G. y Strait, D. S. 2.005 p. 382.
[8] Stringer, C. y Andrews, P. Op. cit. p. 120.
[9] Sanvicens, A. “Toda la verdad sobre la evolución” p. 331.
[10] Johanson, D. y Eddey, M. “El primer antepasado del hombre” Edit. RBA. p. 172 – 177.
[11] Johanson, D. y Eddey, M. Op. cit. p. 22.
[12] Stringer, C. y Andrews, P. Op. cit. p. 120.
Semogil, 11 de Enero del 2.010

23 comentarios:

Daniel Fuentes dijo...

No entiendo lo que quieres expresar en la frase del femur controvertido,

¿Cómo que estaba rodado por la pendiente?

un saludo

Daniel Fuentes dijo...

Escribes que nunca nadie ha reconocido un fosil de chimpancé, pero ¿Y de otros simios actuales?

un saludo

Alfonso dijo...

Pues quiere decir que el femur no se encontró junto con el resto de los huesos, sino que estaba pendiente abajo. Usease que puede que si o puede que no sean del mismo esqueleto.
Por cierto hablando de fósiles de chimpancés al parecer encontraron el primero, enlazo la noticia:

http://www.elmundo.es/papel/2005/09/02/ciencia/1854715.html

Daniel Fuentes dijo...

He leido la noticia del enlace.

Me parece curioso que en un principio el investigador pensara que era de un "mono" determinado, un gibón, y se desestimara esa vía de investigación simplemente porque SE CREA que nunca habitaron Äfrica.
¿Y si si vivió allí?

¿Y si existian gibones en africa y se extinguieron?

¿Y si es un hueso de cuando africa y america estaban juntas?

Para qué, es más facil dedir que es de otro bicho.

un saludo

Alfonso se te echaba de menos

Ángel dijo...

Con 3 dientes de hace 200.000 años parece poco para hablar de antepasados de los chimpancés, lo dicen y así se piensan que se quitan la sospecha de encima, pero mira como no han encontrado un esqueleto entero.
Tampoco hay ni un solo esqueleto fósil, (ni siquiera un trozo de cráneo) de ningún gorila, porque todos los que se encuentran se dice que son de australopithecus robustus que según ellos es el descendiente evolutivo de Lucy, y claro, no interesa que sea un gorila.
Es curioso lo del trozo de femur, que no encaja con la cadera, y que tampoco encaja con el trozo inferior del femur que tiene la protuberancia de la articulación de la rodilla, y tampoco está la parte superior de la tibia, osea que sin todo eso y sin huesos del pie, saben que andaban,y hasta con unos trozos rotos de cráneo, saben como tenían la cara, increible lo listos que son.
El descubridor cuenta en su libro que cuando volvía a EEUU. y se había gastado un pastón en la campaña, pensaba que si Lucy era un mono, se acababan sus subvenciones, pero que si era un antepasado nuestro, se iba a hacer famoso. Cosas de la vida. Por lo menos lo cuenta.
Hay un buen método con radiografías para saber por los tabiques interiores de un hueso, cómo trabajaba. pero no he visto en ningún sitio radiografías de los huesos de la pierna de Lucy.
Buenos comentarios.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola buenas tardes
Soy paleoantropóloga, y tengo que decirte que nada de lo que dices en tu somera lista de características sobre los A. Afarensis es cierto, ni está documentado. Dices que la cadera era la de un simio... iba a decirte que eso se arregla leyendo, pero en realidad se arregla googleando "cadera de Chimpancé": las alas ilíacas de Lucy están giradas anteriormente, para cambiar la línea de acción de los gluteos medios y menores, que se convierten así en abductores, en lugar de en extensores (como lo son en los cuadrúpedos) su pelvis es más corta y ancha (para facilitar la estabilidad), el isquion es más corto, lo que acorta los músculos isqueotibiales reduciendo el brazo de potencia... en fin, si mirar un solo libro podría darte muchas más razones de porqué se piensa que es bípeda, y sólo he hablado de la cadera (y me dejo la tuberosidad isquiática, el sacro, el coxis, y el acetábulo).
Aunque si prefieres podemos hablar de porqué no era cuadrúpeda (como afirmas más arriba): la fosa olecraniana del húmero no tiene el reborde característico de un cuadrúpedo. Si Lucy hubiera sido cuadrúpeda se habría desencajado los codos con una facilidad que no le habría dejado sobrevivir.
Pero claro, no tenemos ninguna prueba... Si tan sólo pudieramos viajar al pasado y observar a estos "animales"... espera un momento... ¡tenemos sus huellas fosilizadas marcadas en cenizas volcánicas! (que por cierto, son datables con una precisión asombrosa). ¿que nos muestran? Un macho y una hembra, caminando agarrados (posiblemente asustados) pero de forma claramente bípeda, dejando a su espalda un volcán en erupción... y siguiendo sus pasos una cría, que pisa dentro de las huellas del macho, mostrando un comportamiento asombrosamente humano.
Espero que esta información te dé que pensar. Si aún así tienes dudas, te dejo una bibliografía básica que puedes consultar:
-Senderos de la evolución humana. C. Cela y Ayala Conde.
-Human Evolutionary Anatomy. L. Aiello y C. Dean.
-La especie elegida. J. L. Arsuaga.

Un saludo

Ángel dijo...

Hola paleoantropóloga. Gracias por intervenir, tu comentario es muy interesante. Yo no he visto más que en fotos los huesos de Lucy, pero los datos que he publicado sobre esos restos, no me los he nventado, ni los he sacado de ningún fanático, están las referencias al final de la entrada y todos los textos son aparte del propio descubridor, textos de convencidos evolucionistas.
Aparte de todo, el hecho de que un simio haya podido andar más o menos erguido no lo convierte en un antepasado humano.
Y lo que indicas de las pisadas de Laetoli y su atribución a los Australophitecus, es bastante discutible, es una deducción que parte de una premisa no demostrada y dada por cierta, y es la no existencia de hombres en ese momento geológico. la datación que tu aceptas tan behementemente, está hecha con métodos radiométricos que ya han demostrado que tienen gran margen de error y además están calibrados con otros métodos semejantes.
Puedes ver una entrada que escribí sobre las pisadas de Laetoli.
Estudiaré en cualquier caso los detalles anatómicos de tu comentario. Gracias.
De paso te pregunto: ¿crees que se puede justificar una diferenciación específica por algunos aspectos morfológicos en los seres humanos?.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Ángel,
Esa es una pregunta muy profunda y muy interesante.
Su respuesta depende, por supuesto de lo que consideres "humano".
También quería advertirte: la morfología es uno de los aspectos más relevantes que podemos observar en los fósiles, precisamente porque no hay muchos más. Existen asociaciones líticas, estudios palinológicos, estudios de fauna asociada, análisis tafonómicos, cronológicos y sobre isótopos estables (para inferir la alimentación). Estas, y pocas más son las fuentes de información para encontrarle un sentido a los fósiles que evidencian la evolución humana: y sin embargo han demostrado ser muy eficaces, aunque arduas. Reconozco que en ocasiones somos demasiado específicos, pero hay estupendos libros de divulgación que muestran compilaciones y resúmenes increiblemente bien estructurados, que condensan las conclusiones de siglo y medio de estudios.
Pero en fin, respondiendo a tu pregunta, sí, creo que se puede diferenciar una diferenciación específica basada en criterios morfológicos: el grado en el que ésta pueda (o quiera) diferenciarse es personal por supuesto. Hay autores que no distinquen más que una especie (H. Erectus) dónde otros ven varias (Ergaster, Erectus, Heildelbergensis, Antecessor, Georgicus, etc...). Personalmente creo que la diferencia entre un chimpancé y un humano puede ser muy grande o muy pequeña dependiendo de los parámetros que tengamos.
Un saludo.
PD. Como no he estudiado química ni geología (al menos no he cursado ninguna de las dos carreras) no me siento capacitada para discutirte el asunto de las dataciones radiométricas. Solo decirte que son los métodos más eficaces que tenemos, pero aún así, siempre nos queda la cronología relativa.
PD2: Efectivamente, el hecho de que un simio ande erguido no lo convierte en humano. Me he encontrado con muchos de esos simios en mi vida, y a nivel personal te diré que mi definición personal de "humano" no tiene nada que ver con la bipedestación. Mi definición de "Homínido" sí la tiene.

Ángel dijo...

Hola paleoantropóloga, he releído las entradas que escribí sobre Lucy y Laetoli, y evidentemente cuando escribí que Lucy andaba a cuatro patas, especifiqué que andaba como lo hacen los gorilas apoyando los nudillos de las patas delanteras en el suelo, como corresponde a un simio que indudablemente tiene la articulación del hombro perfecta para desplazarse colgado de las ramas de los árboles, por supuesto que no quise decir que fuese un cuadrúpedo en el sentido en que lo son los rumiantes o los felinos, que reparten el peso de su cuerpo en las cuatro patas, si fuese así, evidentemente como dices, Lucy se hubiese desencajado el codo.
De todos modos creo que ese asunto que mencionaste de los rebordes de la fosa olecraniana hay que estudiarlo mejor, comparando, porque en los cuadrúpedos es mayor el reborde, pero hasta en los húmeros humanos existe un reborde en esa fosa.
Como has respondido que sí te parece adecuado hacer diferenciaciones específicas en los humanos, te pregunto: ¿en qué te fundamentas para hacerlo con los humanos del pasado? ¿te atreverías a hacerlo con los humanos vivos?.
Doy por no leído tu comentario de que te cruzas con algunos simios bípedos, el asunto me parece muy serio. Trabajas con los humanos antiguos y dices que lo "humano" depende de como se entienda. Ser un ser humano es pertenecer a la especie humana, haber nacido de unos padres humanos, estar capacitado de razón, voluntad y libre albedrío, y estar capacitado para ejercer un control sobre los instintos y pasiones.
Luego, cada uno en particular puede ser más débil o más fuerte, ejercer mejor sus potencialidades o no, pero lo "humano" no está condicionado por lo que cada uno piense que es lo "humano".
¿Puedes asegurarme con certeza que ningún chimpancé, ni uno sólo tiene las alas iliacas al menos un poco giradas anteriormente?.
A lo mejor resulta que todos los individuoos de una especie son un calco milimétrico, como sacados de un molde, porque eso no es lo que ven cada día los cirujanos en el quirófano.
Gracias por estar ahí.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Buenas, soy un estudiante muy impactado por este articulo. Si esto es cierto significaria que hemos estado engañados durante decadas, pero tambien significaria que los chimpances no tienen caninos puntiagudos, que pueden caminar indefinidamente sobre 2 patas gracias a una pelvis corta con un eje vertical con el femur y a un agujero magno vertical, tambien significaria que los chimpances tienen una mandibula en forma de "V" (no de "U" como creiamos) y que hay chimpances incapacitados de su andar cuadropedo por culpa de una pelvis demasiado corta y un coxis de 70 grados (los chimpances tienen 35 grados porque todo el conjunto es mas largo)...
Podria decir TODAS las caracteristica que dicen que los a.afarensis NO ERAN CHIMPANCES, pero estaria desperdiciando demasiado tiempo en ignorantes como vosotros.
Por cierto: "Australopithecus afarensis es otra rama, que no es antepasado del hombre" es de la rama que lleva a los parantropus, pero sigue sin ser un chimpance. No utilices verdades cientificas para dar mas validez a tus cuentos psudocientificos, es poco honrado.

Ángel dijo...

Hola anonymus, gracias por llamarme ignorante, ¡qué razón tienes!. Eso no quita para que no esté de acuerdo con tu comentario. No se lo que estudias, yo soy paleontólogo desde hace ya muchos años y se lo que digo, aunque sea lo contrario de lo que piensan la mayoría de mis colegas. Creo que la entrada sobre Lucy tiene suficiente bibliografía "poco sospechosa" como para al menos tomar en consideración lo que planteo. Y por otra parte no se de que te extrañas si los antepasados de los chimpancés no eran exactamente iguales que el "prototipo chimpancé", pues eso es lo que defendeis los evolucionistas.
En cualquier caso, los afarensis no tienen nada que ver con nosotros, existiamos mucho tiempo antes que Lucy y en cualquier caso ella no podía hablar como demuestra su hueso Hioides.
No te canses de buscar la verdad y la encontrarás.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Hola Angel, muy buenos tus comentarios y muy esclarecedores, y nos hacen pensar que lo que dabamos por cierto no es tan cierto como parece. A proposito, tenés informacion de otro fosil muy mencionado, la tal "Ardi" que segun dicen es mas antigua que lucy.

Ángel dijo...

Hola sin nombre, tendría que escribir una entrada sobre ese ardilla-pithecus, ese mono ardilla, pero la verdad, si te metes un poco en la vida y aventuras de los paleoantropólogos, verás que su descubridor es el colaborador del que encontró a Lucy y le ayudó a sacar las conclusiones sobre ella, ambos ya tenían sus ideas muy claras antes de encontrar los dos esqueletos,todo su empeño era que el hombre no es tan antiguo como defendía Luis (todo eso lo cuenta el descubridor de Lucy en su libro: "Lucy el primer antepasado del hombre") en sus primeras visitas a la familia Leakey, tu puedes ver que esa ardy, tiene los brazos hasta las rodillas y los pies prensiles, es un perfecto antepasado de los chimpancés, o de otros simios parecidos, el problema se lo plantea a ellos, todos afirman que no es antepasado humano, sino primo de otra línea evolutiva como ellos la llaman, el problema lo tienen porque vivía a poca distancia de Lucy, mucho tiempo antes, y puede ser su "tatarabuela", el problema sigue siendo el mismo de siempre, dos fósiles y ya tenemos dos especies distintas.
Mira alguna foto del cráneo y verás lo que se parece al kenyapithecus o al ankarapithecus, esto es un cachondeo de especies para poder construir arbolitos evolutivos.
Si puedo recopilaré más información, con lo que te he dado, tienes unas cuantas pistas para seguir tu sólo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Completamente de acuerdo con el autor, y sí, "hemos estado engañados durante años" como decía por ahí arriba un lector anónimo, porque pesan más las subvenciones y la fama que hacer ciencia objetiva y libre. Pero todo esto ya está cambiando, afortunadamente, gracias a gente como Alfonso.
He leído también en la página del Instituto de investigación sobre evolución humana un artículo interesante, y aunque no comparto algunas cosas, ni el término "regresión" que utiliza, que es simple evolución o especialización, extraigo este párrafo: "hemos asistido al desahucio evolutivo de casi todos los australopitecinos, destacando la pasmosa regresión de los Australopithecus denominados "robustos" [...] la novedad, en este caso, es que la nueva regresión descubierta "in fraganti", bien podría haber desembocado en el actual gorila".
http://www.iieh.com/index.php/component/content/article/78

Anónimo dijo...

hola : Bueno es interesante leer todos los comentarios llenos de información que ustedes publican "ángel y anónimo" ... pero hay cosas tan fáciles de saber que pasar la vida buscando información infinita no hace nada mas que seguir derramando tu baso de agua.....si eres creyente en la evolución o en la creación... déjenme decirles que están en un circulo vive bien vive feliz tu familia te necesita tus hijos tu esposa tu madre tus seres queridos, están en un circulo "millones de años ¿ cuando sera feliz el hombre ? "cuando deje la NECEDAD "

Ángel dijo...

Hola anónimo, cuando deje la necedad el hombre será feliz dices, me gusta, aunque no es matemático que si dejas de ser necio seas feliz, e incluso, ¿está al alcance de la voluntad humana dejar de ser un necio?.
Si dejas la necedad que es empecinarte en la soberbia, es porque has encontrado algo, o esperas algo mejor que el orgullo del necio. ¿Qué has encontrado tu?.
Por supuesto que la familia antes que los comecocos.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Mmm.. entonces si la evoución es una ficción, sólo nos queda la explicación del creacionismo o generación espontánea, o sea, más o menos así:

http://religiousfreaks.com/2006/07/09/evolution-vs-creationism-family-guy-style/

ameba dijo...

En realidad, evolución y generación espontánea son una misma cosa.

José Luís Garcia García dijo...

No lo son. Es que nisiquiera es igual a la quimica prebiótica.

Ángel dijo...

Hola José Luis G.G.. Parece que por tus palabras, se puede entender que la química prebiótica es alguna química especial que sucedió alguna vez y ya no sucede, porque la química es la misma siempre y en todos los lugares, dependiendo de las condiciones claro.
¿qué es la química prebiótica?, ¿en qué se diferencia de la química biótica?.
Un abrazo.

José Luís Garcia García dijo...

Lo que queria decir es que la teoria evolutiva no es igual a generación espontánea. Y actualmente, lo que se enteide por generación espontánea no es igual a la quimica prebiótica.

Y no es que no sean la misma quimica, es que son teroia e hipotesis cientificas diferentes.

Y si actualmente la atmosfera de la tierra es diferente al ser oxidante, a diferencia de la tierra primitiva que erareductora o levemente reductora, por lo que los procesos quimicos son por definición diferentes.

luis herrera dijo...

Hola
Quisiera saber que opinas del siguiente blog:
https://lasteologias.wordpress.com/2008/10/08/lucy-australopithecus-afarensis/

Ángel dijo...

Hola Luis Herrera, he visto al artículo que citabas en ese blog, me parece que se decanta muy rápidamente a favor de darle un papel a Lucy entre nuestros antepasados, entiendo que el que lleva el blog quiere demarcarse de los creacionistas, pero el método que usa me parece poco serio, los dibujos que pone de Lucy son muy bonitos pero se puede uno imaginar lo que quieray hacer los dibujos que más le convengan con tan pocos y tan incompletos restos como se han encontrado.
He visto otras cosas del blog, me parece que es un blog culto, en donde se pueden aprender cosas, pero personalmente no comparto su visión sobre la Iglesia Católica, no dice cosas buenas de ella, sólo se ceba con la crítica, se ve que él es mejor que los católicos. Bueno, es un blog que se podría recomendar a alguien que quisiera ver distintas posturas dentro del cristianismo, pero yo no se lo voy a recomendar a mis amigos.