jueves, 12 de noviembre de 2009

La Morfología y la Forma

Imagen de http://blog.undemedia.com
Voy a intentar esclarecer un poco el asunto de la forma y la morfología. Es un asunto muy sencillo, pero que se ve enturbiado, porque en la vida cotidiana, generalmente usamos la palabra forma para referirnos a la morfología.
La forma en los objetos:
Cuando un artesano intenta hacer un objeto esférico, ya tiene en su mente la “forma” esférica, trabaja el material y lo va retocando hasta que consigue darle esa “forma” esférica. De modo que conseguirá una esfera por ejemplo de madera. Esa esfera de madera es un compuesto de la “forma” esférica y de la madera. Nosotros, ante esa esfera, podemos captar por los sentidos (la vista y el tacto) todos los detalles de su morfología, es indiferente el material del que esté hecha, es indiferente su tamaño, es indiferente su dureza, su peso o cualquier otra propiedad, es una esfera.
El artesano no inventa la forma esférica, esa forma existe en la naturaleza y el artesano como los demás seres humanos, la capta con su entendimiento y la hace suya.
La forma en los seres vivos:
Vamos a poner como ejemplo al ser humano porque es el ser vivo que más nos interesa, mucho más que las ballenas o los linces.
Los seres vivos de cada especie han recibido la “forma” de sus progenitores. La filosofía clásica y la tradición cristiana denomina “forma sustancial” al alma humana. Una cosa es esa forma humana que todos poseemos y otra cosa muy distinta es la morfología de cada raza[1], etnia e incluso de cada individuo. La morfología es la descripción detallada de lo que nuestros sentidos perciben de cada individuo: color de ojos, de piel, bigote, pelo rizado, liso, pecas, etc.
Sabemos que dentro de la especie humana, hay principalmente tres razas: amarilla, negra y blanca, o si se prefiere asiáticos, africanos e indoeuropeos. Y dentro de ellas hay multitud de variantes, pero cualquiera de nosotros ante un individuo de cualquiera de ellas, sabe sin duda ninguna que ese ser, es un ser humano, porque por encima de todos los detalles morfológicos, ese ser tiene la “forma humana”.
La forma es algo inmaterial, ninguno la podemos inventar, no es algo pesable, medible, o que se pueda romper en trozos. Y sin embargo es algo evidente para todos y algo que usamos diariamente sin percibirlo.
La forma está muy vinculada a la especie, los seres de la misma especie son los que tienen la misma forma, aunque no tengan la misma morfología. Pero como han olvidado esto, y confunden erróneamente la forma con la morfología, los evolucionistas plantean que la forma es mutable, que cambia con el tiempo, e incluso más: que de una forma, puede surgir otra forma distinta. Pero una cosa es plantear algo y otra muy distinta es demostrarlo, y hasta ahora, todos sus esfuerzos han fracasado, sólo han podido demostrar lo que ya todos sabíamos, que hay multitud de variedades morfológicas dentro de una especie.

[1] Escribimos con total normalidad: razas, porque es lo lógico, y porque entendemos que el racismo no es el resultado de llamar a las cosas por su nombre, sino uno de los posibles resultados cuando el hombre se aparta de Dios.
Semogil 12 de Noviembre del 2.009

7 comentarios:

sebmarmar dijo...

Hola, tras leer la última entrada y la anterior me he creado un pequeño lío. En la penúltima entrada (¿Qué es la esencia?) dices que "La esencia es lo que da la forma a la materia, la que la informa; en los seres vivos, la esencia es el alma" y en la útlima entrada: "La filosofía clásica y la tradición cristiana denomina “forma sustancial” al alma humana".
Es decir, ¿tanto la "forma" como la "esencia" son el alma de los seres vivos?¿Cuál es la diferencia entre "forma" y "esencia"?¿Y entre "morfología" y "esencia específica?

Un saludo

Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
ángel dijo...

Esto de la metafísica es como un bosque en el que los árboles no te dejan verlo, hay que seguir y de pronto se empieza a ver todo claro. El comentario de antes tenía tres faltas de letras cambiadas de sitio y lo estoy sustituyendo.
Es dificil responder a tus preguntas en poco espacio y sin introducir términos nuevos.
La esencia del hombre sólo Dios puede llegar a conocerla completamente, a nosotros nos vale para empezar, saber que esencialmente el hombre es un espíritu encarnado (a diferencia de los ángeles que son espíritus sin cuerpo)Pero esa encarnación la hace el espíritu a través del alma que es la que forma, mantiene con vida y "organiza" el cuerpo.
En el hombre, esencia y alma no son lo mismo.
Seguiré pronto, ahora no puedo, estoy en un ordenador de reloj.
Un abrazo.

ángel dijo...

La esencia específica de la especie gato, es aparte de su morfología, (aspecto externo e interno), el ser felino, el producir sonidos tipo ¡miau!, el afilarse las uñas de un modo determinado, todos sus instintos etc.
Una cosa es la esencia de la especie (específica) y otra es la esencia individual de cada gato.
Aún no estoy seguro de poder afirmar que en las plantas y los animales, la esencia individual es lo mismo que su alma.
Un abrazo.

sebmarmar dijo...

Entonces podríamos decir, como alguien comentaba en una entrada anterior, que el cuerpo está formado por cuerpo, alma y espíritu: que se corresponderían con morfología, forma y esencia respectivamente. ¿Es así?

Por otra parte si la forma es el alma, y la forma es lo que hace que seamos seres humanos, cada uno tendremos una forma (un alma) distinta (La que hace que yo sea Sebas y tú Ángel), y sin embargo común (que hace que ambos seamos seres humanos).
La forma sí será la "responsable" de que me comporte como "Sebas" y que a la vez se me diferencie como ser humano (condicionará que el ser humano tenga dos ojos, una nariz, dos piernas, pero no condiciona si serán grandes o pequeñas, de eso se encargará la morfología)

Con respecto al segundo comentario: según leo podemos distinguir entonces hasta tres tipos distintos de esencia. Por ejemplo en los seres humanos, a saber, la primera la "esencia" es nuestro espíritu, la segunda la "esencia específica" que determinará nuestra morfología (morfología general como ser humano) y la última la "esencia individual" que es la que dicta que yo sea Sebas (que conforma cómo será mi comportamiento, mis sentimientos, etc.).

Vale, tras contestar cada comentario por separado y releerlo creo que he llegado a una conclusión. El ser humano está "compuesto" principalmente por:
1-La "esencia", que la llamamos espíritu y que no podemos llegar a conocer en profundidad.
2-La "forma" (el alma) que a su vez agrupa a la "esencia específica" que determinará la morfología general del ser humano y su comportamiento general (es decir, que tenga dos manos, dos piernas, que camine erguido, que se relacione con los demás, etc.) y la "esencia individual" que determinará el comportamiento de cada individuo particularmente.
3-La "morfología", que dirá cómo son esas manos y piernas que, según la "esencia específica", tiene el ser humano.

Con todo volvemos a llegar a que el ser humano está compuesto de cuerpo, alma y espíritu. No sé si estaré en lo cierto o me habré liado demasiado, pero al menos he pensado. Muchas gracias. Un saludo.

ángel dijo...

Eso no ha sido un comentario, ha sido una tesis. Es magnífico que quieras aclararte. No te esasperes y verás como al final se ve todo bien, has captado algunas cosas pero el embrollo de conjunto es serio. Son tantas cosas las que has puesto, que creo que la única manera de esclarecer algo, es contestar por trozos, vamos con el primero. Has escrito:
"Entonces podríamos decir, como alguien comentaba en una entrada anterior, que el cuerpo está formado por cuerpo, alma y espíritu: que se corresponderían con morfología, forma y esencia respectivamente. ¿Es así?.
No es así. lo primero es cuidar y releer cada palabra.
No es el cuerpo, sino el ser humano el que está formado por una UNIDAD constituida por espíritu, alma y cuerpo (físico), quedando claro que el alma del hombre no es como la de los animales, sino que es un alma espiritual llamada también alma racional(esto se aclarará en otro momento).
En cuanto a si hay una correspondencia entre espíritu,alma y cuerpo con esencia, forma y morfología, la respuesta también es no, pero con muchos matices.
lo esencial del hombre es ser un ser que es a la vez espíritu, alma y cuerpo. Esto te permite saber que un gato no es un hombre, que un ángel no es un hombre, que un cadaver humano no es un hombre, que un nogal no es un hombre, etc.
Pero esto no agota ni mucho menos la esencia del hombre, eso es sólo un detalle, también forma parte de la esencia del hombre el haber sido modelado a imagen y semejanza de Dios. Ningún ser humano puede ser excluido de ese rasgo esencial, (la reina Isabel la Católica lo vió claro antes que algunos cardenales, y mandó bajo su responsabilidad bautizar a los indios del Nuevo Mundo, aunque muchos dudaban de que fuesen seres humanos como nosotros).
Podemos decir que el alma es la forma sustancial del cuerpo, siempre que se entienda la palabra forma en un sentido metafísico, mucho más amplio que el usual.
Y en cuanto a que el cuerpo físico es la morfología, podemos decir que la morfología es la ciencia que estudia la forma (en sentido usual o científico) de los seres vivos, pero ocurre que la ciencia actual está impregnada hasta el tuétano de positivismo, y se limita en sus apreciaciones de la forma a lo empírico (pesable y medible). La morfología es la que hace las clasificaciones de seres vivos en especies, y realmente estudia el cuerpo físico de los seres vivos.
El cuerpo es más de lo que la morfología actual puede apreciar en él.
Para empezar vamos bien.

ángel dijo...

Sobre si el alma es distinta y a la vez común, hay que decir que cada individuo es su alma (aunque no es solamente su alma), y que no existe un alma de la especie humana.
Existe una esencia específica (de la especie) y una esencia individual, que és más amplia que la específica,(estoy escribiendo una entrada sobre esto).
La confusión puede estar entre alma y esencia, pero esto creo haberlo aclarado en el 2º comentario del 14/11.
No podemos llamar esencia del ser humano a su espíritu, eso es volver a Platón y defender que el hombre es como el piloto de un navío(su cuerpo). Creo que esto lo aclaré en el primer comentario del día 14/11.
De todos modos enhorabuena por pensarlo todo, tienes que tener paciencia y no intentar comprenderlo todo de momento, lo más importante ahora es que busques los matices para distinguir qué diferencia hay entre los distintos términos,tomándolos de dos en dos. no intentes verlo todo en conjunto porque te lias.