sábado, 2 de febrero de 2013

LO QUE COMPARTIMOS CON LOS ANIMALES - II


Imagen de unratonenlafamilia.blogspot.com
En el caso del ser humano, el instinto existe desde el primer momento -por ejemplo el instinto de succionar la leche del pecho materno-, y se mantiene durante toda la vida, pero el prolongado periodo de aprendizaje durante la niñez y la juventud, y la cultura, pueden dejar algunas reacciones instintivas con un valor testimonial, perfeccionándolas y trascendiéndolas; podría decirse que en esto consiste al menos en buena parte, la educación.
Imagen de: fondos10.net
Esto significa que mientras el animal está ligado por su instinto a un ambiente determinado, el hombre está liberado de esa ligazón, es libre, puede desarrollar su actividad en cualquier ambiente, el ambiente del hombre mientras vive en este mundo, es toda la Tierra. 

 Imagen de pixba7.com

El instinto es un impulso tan fuerte y tan imprescindible para el animal, que llega a darse sin la presencia del estímulo correspondiente:
“Lorenz ha descrito varios casos interesantes de actividad en el vacío. Uno de ellos es el caso del estornino que caza insectos imaginarios. Oigamos al propio Lorenz: “Situado en un lugar de observación conveniente, el pájaro (un estornino) levantaba la mirada muy excitado, hacia el techo de la habitación, como si viera insectos volando. Luego echaba a volar hacia arriba, picoteaba en el aire y regresaba al lugar inicial, ejecutaba el movimiento de matar a la presa, la deglutía y se quedaba tranquilo. Tuvo que pasar mucho tiempo para que me quedara plenamente convencido de que en aquel cuarto no volaban minúsculos insectos que mis ojos no llegaban a percibir… Un caso semejante lo proporciona el pájaro tejedor, llamado Quelea. Este pájaro, incluso enjaulado, sigue ejecutando la complicada sucesión de movimientos destinados a atar un tallo de hierba a una rama aunque carezca de ambos para construir su nido”[1]
Imagen de elmundo.es.
Esto permite considerar que si la respuesta instintiva es innata y se manifiesta como respuesta a un estímulo, el condicionamiento del aprendizaje animal, que está basado en el binomio estímulo-respuesta, es exactamente inverso al instinto, porque en éste, la respuesta ya existe antes de que se presente a los sentidos el estímulo. Esto indica que es el medio ambiente que rodea al animal el que está adaptado a él, y denuncia esa idea infundada de que es el animal el que se adapta al medio que le rodea. La Tierra con sus distintos climas, biotopos, ambientes, fue creada para que sirviese adecuadamente a cada tipo de animal, y todo, ellos incluidos, al hombre.


[1] K. Lorenz, Fundamentos de etología, Paidós, Barcelona-1.986, p. 123. Citado por L. Prieto, o. c. p. 151.

39 comentarios:

Anónimo dijo...

Menuda bobada de artículo.

La conclusión es totalmente falaz y demuestra una absoluta ignorancia.

Ángel dijo...

Hola anónimo. Puedo entender que desde donde estás, te parezca una bobada la entrada y una muestra de mi ignorancia la conclusión.
Por favor instrúyenos, a mí y a los que lo puedan leer.
¿Cómo explicas tu que un ser vivo realice esos movimientos que se denominan instinto en el vacío si antes no ha podido hacerlos ni aprenderlos?.
No te escapes diciendo que va en los genes, porque hasta ahora todos los científicos están de acuerdo en que los genes codifican proteínas, no comportamientos. A no ser que tu hayas hecho algún nuevo descubrimiento genético.
Un abrazo y perdona por la ironía.

agrella dijo...

Ängel, los genes codifican proteínas, y como estas se distribuyen, pero es que el comportamiento está ligado a la manera en que está construido el cerebro de los animales y a las reacciones químicas que se producen en él(y esto sí es codificado por los genes). Lo que demuestra el instinto en el vacío es que la selección natural promueve determiandos comportamientos, aún cuando estos no resultan beneficiosos, porque el gasto de energía que requieren se compensa con la ventaja que confieren cuando llegan a ser exitosos (el estornino caza insectos imaginarios, y gasta energía, pero esto se compensa, porque de vez en cuando esto le permite cazar insectos reales que de otra manera no cazaría). Por cierto la adaptación al medio no es la del individuo es la del grupo (el estornino individual no se adapta a nada, es una bandada concreta o incluso la especie la que lo hace)

Á dijo...

Hola Agrella. Reconozco que sabes explicarte, pero repites la explicación oficial que parece una consigna, pero tiene muchos errores de bulto, primero, los genes no marcan el comportamiento, el cerebro es un órgano, pero nadie ha demostrado que el comportamiento se deba a la estructura del cerebro ni a sus reacciones químicas, lo que es evidente es que el comportamiento precisa del cerebro y de sus reacciones químicas para suceder, yo no puedo escribir esto sin cerebro y sin sustancias químicas entre mis neuronas, pero mi cerebro con su química sin la vida que hay en mí, no escribiría ni una letra, prueba de lo que digo el cadáver recién muerto, que tiene cerebro y sustancias químicas.
Segundo, la selección natural, es sólo una idea, no puede promover nada, le estás otorgando una entidad de sujeto que no tiene, no puede decidir, promover, dirigir ni ser causa de nada.
Tercero, aplicas criterios económicos a la vida natural, eso es algo totalmente infundado, un árbol genera millones de granos de polen, no argumenta sobre lo más económico para él.
Y cuarto, sólo existen individuos, las especies no son perceptibles por los sentidos, se perciben los individuos, las especies, sólo se captan por nuestro entendimiento al ver que unos individuos nacen de otros semejantes (no sólo morfológicamente).
Yo imagino que tu estás cómoda con tu visión del mundo, que te sientes confortable porque eso mismo lo piensa mucha gente, pero eso no es garantía de veracidad, y es más, lo que está en juego con todo esto es el sentido de nuestra y al decir nuestra incluyo: tú vida.
Un abrazo.
Ángel

Anónimo dijo...

El rasgo distintitivo de la religión católica frente a otras monoteístas es que, de una manera, cierto es, indirecta (como la evolución), ha permitido desde su seno la creación de un pensamiento científico, o al menos su germen, tal como lo conocemos hoy en día. Obviamente, dicho pensamiento contraviene la literalidad bíblica, hasta el punto de que la Iglesia acepta abandonar esa literalidad en cuestiones históricas y por supuesto biológicas. Pues bien: he aquí que veo con asombro cómo surgen personas que, utilizando los postulados y procedimientos del mismo método científico que atacan en sus principales conclusiones casi plenamente aceptadas (con matices; eso es lo bueno de la ciencia: que un cabo suelto nunca se convierte en un problema sino en una oportunidad), vuelven a defender una literalidad absolutamente ridícula en casos tales como el origen de las especies y del mismo ser humano.
Se me escapa cómo y hasta qué punto puede retorcerse la inteligencia de alguien hasta ese punto. Todavía comprendo el fanatismo de un musulmán (de los pocos que lo sean) que ni entra a plantearse hipótesis descabelladas, pero esto me resulta hasta obsceno.
Personas que buscan los últimos flecos imperfectos de teorías científicas, retorciendo su análisis hasta el ridículo, para acabar defendiendo creaciones en 164 horas exactas, concepciones virginales, diluvios en parejas, ascensiones corpóreas literalmente físicas a no sé sabe muy bien dónde y veracidad histórica y científica de relatos tergiversados y no inmediatos de pueblos mediterráneos de cabreros no especialmente civilizados comparados con sus vecinos, escogidos por Dios.
En el fondo produce una honda tristeza. Es como constatar una búsqueda desesperada de una causa perdida por personas demasiado de este mundo actual, nostálgicas de otro completamente incompatible. Sería sólo lástima si no hubiera constancia histórica de lo pernicioso de fanáticos religiosos que intentaban explicar el mundo a partir de hechos ilusiorios de una época en la que ni se había inventado la objetividad histórica.
Me pregunto qué siente un aficionado a la ciencia y católico practicante que es visto con indiferencia, cuando no compasión, por toda la comunidad científica no dogmática (por tanto, la verdadera científica) y de la propia Iglesia Católica actual, que dio hace tiempo esta batalla por perdida y ya ni siquiera le supone un inconveniente.
Saludos.

Anónimo dijo...

O a la contra ¿como no te han premiado con el nobel por tus descubrimientos?

Es mas complicado crear vida por desarrollo que de la nada . Con magia todo vale.....

Ps: Soy otro anonimo

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

"Es mas complicado crear vida por desarrollo que de la nada".

A que te refieres con eso? el momento puntual "alfa ex-nihilo" es inevitable tanto para el teismo como para ateismo.

La única diferencia es que Dios implica que la vida a existido siempre porque Dios está vivo.
En cambio lo que propone el materialismo es que la vida (o los elementos físico-químicos y cuánticos) que le dieron origen por evolución aparecieron en ningún momento y en ningún lugar.

No se necesita un premio nobel para saber que eso de que absolutamente todo tenga una causa te lleva a un callejón sin salida, que todo tenga una causa implica una regresión infinita donde alfa y omega se vuelven cnvergentes, y esto hace inevitable la noción de un elemnto eterno, incausado y necesario, la discusión no es cual fue antes el huevo o la gallina si no cual de los dos a existido siempre. Y yo sinceramente en el materialismo, evolucionismo, Solo veo lo subjetivo de ignorar las consecuencias de la metafísica escatológica y los principios que por simple ontología llevan a la inevitable conclusión de que si ese elemnto supremo que ha existido siempre es algo en vez de alguien, nosotros somos algo en lugar de alguien. Pero bueno ser algo sigue siendo para muchos más gratificante que la religión, la cual les hace tener una visión prejuiciosa y subjetiva del sentido último de la existencia.

A propósito, para el primer anónimo el del 23-5-13, tu comentario es impresionante, lo bien que puede llegara escribir alguien a la vez que no da ni un solo argumento en favor ni en contra de lo que está satirizando, no quiero aventurarme más de la cuenta pero das la impresión de ser uno de esos intelectuales que no necesita leer nada para saber de que está hablando. Creo que Ángel es paleontologo y toca de primera mano "toda esa evidencia" que tienen en común tu cosmovisión del mundo y lo apriorístico de tu desden al exponerla.

Anónimo dijo...

Como primer anónimo del 23-5-13 que presuntamente escribe tan bien sin hablar de nada, diré que veo estúpido exponer, en un comentario en un blog, argumentos científicos, cuando toda la evidencia y cuasi-evidencia científica ya está expuesta en infinitos trabajos, publicaciones, etc. Y desde luego, si el grueso de la comunidad científica y sus postulados mayoritariamente aceptados no os convencen, no voy a ser yo quien lo haga.
Pero es que tampoco quiero convencer de nada de lo que no puedo hacerlo más que lo que ya debería convenceros y no lo hace. Sólo quería exponer lo que ya hice. No es este el sitio para debatir sesudamente planteamientos científicos mediante sucesivas pajas mentales de iluminados o incluso de científicos licenciados a secas que opinan sin haber publicado jamás o sin tener ninguna trascendencia en el mundo científico. Esto me parece pedante, poco serio y de diletantes. No es más que cháchara de bar.
Resumiendo: quien quiera aproximarse científicamente a algo y no sea un genio, a la vista están las conclusiones mayoritariamente aceptadas de científicos que no son dogmáticos pseudo-iluminados con tesis rocambolescas.
Lo siento; estoy muy lejos de poder tomarlos en serio, sinceramente.

Anónimo dijo...

... No obstante (sigo siendo el anónimo intelectualoide y pedante señalado por el señor Rubio de la Rosa), más allá de datos científicos (me niego a prostituir la ciencia bajando a este lodazal), se me ocurren algunas ideas, así a semejanza de lo que leo aquí, es decir, simples ocurrencias de un cualquiera, al hilo de Dios y la religión.
¿Qué tipo de hipótesis es esa que, llegando a la conclusión de la necesidad de un creador, determina que ese creador es el Dios cristiano?
¿Cómo se explica el hecho de que distintas culturas, separadas por completo en tiempo y espacio, hayan llegado a la creencia en dioses completamente excluyentes? Es obvio que, siendo excluyentes, como máximo todos son falsos menos uno. Ergo parece deducirse que el ser humano tiene una innata habilidad para inventarse y creer en dioses.
¿Por qué las Sagradas Escrituras son sagradas y no el Corán? ¿Qué razonamiento fuera de la fe (que obviamente también tiene el musulmán) podría hacer a un tercero no educado en el catolicismo decantarse por uno u otro?
¿Por qué ese pensamiento ridícula y arcaicamente antropomorfo para todo ("si existe reloj, existe relojero...")? ¿Por qué se queda ahí y no sigue en otro ridículo "si existe relojero, existe su madre"?
¿Por qué iba a creer en escritos obviamente mitológicos y apologéticos de un pueblo poco civilizado? ¿Por qué en una época con profusión de milagros y acontecimientos sorprendentes sin parangón en un tiempo como el actual con videocámaras? ¿Por qué en el valor de la tradición eclesial tratándose de una Iglesia que se declararía a sí misma herética en un periodo respecto a otro?
Me temo que al final nos queda la inescrutabilidad y esta no se puede calibrar científicamente, ¿verdad?
Saludos.

Agrella dijo...

1.La relación entre el cerebro y el comprotamiento está más que demostrada, cuando se altera uno el otro se ve afectado, y además de maneras concretas. Y dado que que los seres humanos al igual que todos los animales con sistema nervioso central morimos precisamente por que nuestro sistema nervioso central deja de realizar sus procesos electroquímicos (que puede ser precedido de otros fallos) no tiene sentido la frase que dijiste, precisamente esa química es la que nos da la vida, el cerebro tendrá los elementos, pero una vez los procesos físico-químicos se cortan se habla de algo muerto. parece que vieras la vida como algo mágico y no como un estado sustentado por procesos químicos concretos.

2.La selección natural no es una idea es un mecanismo observado,y perdón por usar un lenguaje que lleva a confusión, pero las metáforas suelen ser necesarias para explicarse. Cuando me refiero a que la selección promueve algo, no me refiero a que activamente y conscientemente realiza la decisión de eegir más cierto comportamiento, sencillamente, a que ese mecanismo beneficia más a ese comportamiento sobre otro.

3.No le aplico ningún criterio económico a los seres vivos, ni de decisión, de nuevo uso metáforas (pensé que te serían más comprensibles, quizás me equivoqué). Dicho de una manera más aséptica: Comportamientos que requieren un gasto energético, que normalmente suponen una desventaja adaptativa, resultan en una ventaja adaptativa cuando pueden lograr un resultado beneficioso (aunque sea 1 de cada 100 veces) para los grupos de individuos

4.Hablé de grupos de individuos semejantes, la especie es un grupo d e individuos semejantes, sigue una categorización huamana, no lo niego, pero lo que no puedes negar tú es que existen grupos individuos, no sólo individuos. El mecanismo de la selección natural actúa sobre varios individuos semejantes, no sobre cada individuo en particular. Dicho de otra manera afecta a las poblaciones no a los individuos separados.

5. Y no no me siento ni incómodo en mí visión del mundo, es la que es, y yo no busco el sentido de nada. Sencillamente me limito a intentar comprender la realidad desde los datos que poseemos. Y los datos que poseemos indican que 1, unas especies producen otras (Esto ha sido observado), y 2, que esto es producto de los mecanismos descritos por la TSE. El punto 2 puede ser discutible, pero entonces tienes que proponer otros mecanismos y evidencia suficiente para ellos.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

…Me toca repetir lo ya dicho millones de veces...

-Anónimo, más subjetivo imposible, llegas aquí con el hacha en la mano y déjame decirte que das muy mala impresión (supongo que por eso ni siquiera das tu nombre), dices que no quieres perder el tiempo pero aquí estas perdiéndolo, te amparas en el consenso científico, ni que fueras la cría de un canguro, más que argumentos solo veo tus prejuicios, ¿te parece absurdo el principio de causa y efecto?, pues que limitado te veo, no creo que seas muy adulto, pero no importa, se te ha dado un argumento escatológico, además Ángel es paleontólogo.

No sabemos si usted pasa del nivel de forero que expulsa bilis por la boca pero por el momento su discurso no da más de sí, aquí no se ha hablado de cristianismo, ni budismo, ni religión, solo metafísica y filosofía que son el estudio del ser, es usted quien ha mencionado no sé cuantas religiones y cleros, luego nos acusa de dogmáticos. Si existe el reloj se necesita un relojero, y ahora le dejo una prendita del hombre más admirado por sus ídolos del consenso científico; Stepehen Hawking; "el relojero no pudo haber hecho el reloj porque antes de que el reloj existiese no había reloj! eso lo dice un hombre que es considerado por muchos el hombre más inteligente del mundo, pero que se puede esperar de él, si también dijo que la filosofía a muerto que todo se explica con ecuaciones.

Lo cierto es que Tanto la lógica teísta como ateísta no pueden escapar de "un momento alfa de cración ex-nihilo". El callejón sin salida del principio de causa y efecto es que alfa y omega convergen inevitablemente en un punto y la aparente regresión infinita, solo hace recurrente la noción de eternidad, en contra posición a la creación Ex-nihilo, entendida como algo que sale de la nada absoluta. Así pues la pregunta metafísica elevada a un plano escatológico no es; ¿que fue antes, el huevo o la gallina? sino más bien; ¿que ha existido siempre, el huevo o la gallina? entendiéndose el concepto Ex-nihilo como: CREACIÓN A PARTIR DE LA NADA ABSOLUTA, solo hay dos alternativas, la postura materialista (creación ex materia, a partir de materia pre existente) o la posición teísta, creación EX DEO. (Cuando decimos creación EX DEO no nos referimos a la nada absoluta, "si no a la creación de algo que no existía a partir de Dios").
Por cierto anónimo, la diferencia entre el Corán y la biblia o otras religiones, la puedes encontrar leyendo un poquito, ya me imagino que no te gusta mucho la idea pero si haces el esfuerzo puede que aprendas por lo menos algo sobre eso en lo que te meas con tantas ganas, ¿existía ya la iglesia católica cuando surgió el islam? ¿Existía ya muchos siglos atrás el monoteísmo hebreo antes que la iglesia católica? ¿Se pasaron un montón de siglos prediciendo la llegada de Jesucristo? ¿hablaban ya de todo este rollo de alfa y omega hace 3 mil y pico de años? Etc…

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Agrella, en términos científicos-materialistas la vida: es un estado termodinámico de la materia que se observa a través de las fluctuaciones cuánticas de su contingencia molecular, un equilibrio dinámico en un sistema polifásico compuesto de proteínas, grasas, hidratos de carbonos, lípidos, ciclosas y agua”.

Solo podemos cuantificar y observar aquello que separa algo vivo de un cadáver a través de sus efectos sobre el "logos" que lo contiene, las propiedades intrínsecas de aquello a lo que llamamos vida al igual que la mente son elementos intangibles con características de dualidades.

Está claro que algunas si no la mayoría de las reacciones físicas responden a procesos mentales y estos causan reacciones físico-químicas específicas pero de ahí a decir como dijo una amiga mía una vez que "los rollos filosóficos y éticos no sirven para nada" porque los científicos han descubierto que el comportamiento lo regulan los neurotrasmisores, la oxitocina y la vasopresina, me parece un poco bestia ¿qué significa eso realmente? ¿Te imaginas a uno que entra y mata a 20 personas a tiros y después dice que no es culpa suya que los culpables son sus niveles de oxitocina y vasopresiona? Pues es básicamente lo que el positivismo propone, cuando nos dicen que el único conocimiento real es el científico.

Está claro también que si tocas ciertas partes del neo cortex haces que la gente recuerde, si tocas los lóbulos haces que pierdan habilidades cognitivas y un largo etcétera.
¿De qué otra forma esperabas que fuera? eso no demuestra que somos nuestro cerebro, eso lo único que demuestra es que si el "piano" (cerebro) está roto el “pianista” (persona) no puede tocarlo. Te recomiendo un libro muy bueno de Popper y Eccles (EL YO Y SU CEREBRO) si no también los trabajos de Sherrington y Penfield quienes empezaron con una visión puramente materialista y adoptaron finalmente un punto de vista dualista sobre el tema mente cerebro, cuando emitían descargas eléctricas y le hacían mover la mano al paciente con las descargas en el cerebro, al preguntarle él decía que él no había sido y que estaba luchando contra sí mismos para no volverlo a hacer, en ocasiones pusieron a pacientes a luchar voluntariamente contra su propio cerebro, como si alguien que va conduciendo un coche pierde los frenos y intenta frenar el coche pero no puede por que es físicamente imposible, sin embargo el conductor y el coche son entidades intrínsecamente distintas a pesar de ser dependientes.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Tengo la certeza de que usted es una persona y no un compuesto químico, ¿qué parte del cerebro cree usted que explica cuando una madre causa que le suban los niveles de adrenalina y es capaz de levantar un coche porque su hijo está en peligro?, o cuando un faquir camina sobre el fuego o se traga una espada? ese "elemento químico" se llama voluntad y no se puede medir en un laboratorio a niveles elementales de química y física porque es una experiencia personal, ¿sabías que antes de ser científicos somos personas? es muy común hoy en día, el reduccionismo y el positivismo materialista, naturalismo metodológico, según el cual el único conocimiento verdadero y real es el científico, y se desecha todo argumento filosófico o metafísico porque no hay acceso a él en términos estrictamente materialistas y científicos, pero no por ello dejan de ser ciencia, son la ciencia del ser humano, de hecho es contradictorio decir que algo que forma parte de la realidad humana no existe en eso a lo que llamamos realidad o pero aún que no tiene sustento ontológico en ninguna realidad posible, cuando todo tipo de realidad es única y exclusivamente procesada de adentro para afuera y está más cerca de las nociones personales que del propio mundo de entidades físicas, y es que si la fe es solo una reacción química ¿quién me priva a mi del derecho a decir que “la razón científica” no es simplemente otra reacción química de igual relevancia que la fe?

No es casualidad que los filósofos más grandes de todos los tiempos como Platón llegasen a la conclusión de que el cuerpo es la cárcel del alma ni que curiosamente ese sea en esencia el mensaje de la teología hebrea que es mucho más antigua. Es como el amigo anónimo que confunde el progreso cultural con la naturaleza humana pensando ingenuamente que la naturaleza humana es consecuencia y no causa del progreso cultural que depende de los presupuestos previos de la naturaleza humana y no se da cuenta de que el hombre con todas sus características complejas aparece de golpe en Egipto y Mesopotamia hace 5 -6 mil años y sigue siendo sustancialmente el mismo que el neoyorkino que tiene iphone con Wifi, de hecho estoy seguro de que este sujeto aprendería muchas cosas de aquellas personas, en aquel tiempo ya había poetas artistas, apasionados y crueles, intelectuales y garrulos.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Seguro que anónimo considera que hablar de las diferencias entre lo eterno y lo infinito, o lo material y lo espiritual es una pérdida de tiempo porque solo son conceptos a los que no tenemos acceso científico, pero ese no es el problema, ese es un punto de vista subjetivo, el problema no es que no vemos a Dios ni nuestro espíritu y por eso tales cosas no existen, esa es la conclusión de un niño, el problema es... ¿Si tales cosas no existen porque estamos obsesionadas con ellas? Algo y no el simplemente ¡es así y punto! del naturalismo tiene que explicar todas esas cosas que sentimos pero no entendemos, bajo esa regla de tres entonces: ¿que son las entidades físicas para un ciego de nacimiento? ¿solo conceptos? ciertamente lo són y no dejan de serlo para convertirse en algo más pero en tal caso son conceptos que forman parte de su naturaleza, la naturaleza humana, y no son dignos de subestimarse tan a la ligera. Busque en una enciclopedia el significado de naturaleza, "naturaleza es todo menos la manipulación que el hombre hace de la naturaleza", ¿curioso no? Naturaleza a creado seres auto-conscientes que manipulan la naturaleza. Pero ¿con que presupuesto previo? algo tiene que explicarlo, ya no hacemos lanzas ni choza, viajamos al espcia y manipulamos la fisión atómica.

Hoy en día hace falta recordar que la ciencia formal nació de la filosofía griega y en aquel tiempo se guiaban por la intuición mediante la inducción personal o lo que es lo mismo la reflexión, tanto así, que hace 2400 años Demócrito ya postuló una teoría sobre las partículas elementales y se tardaron 23 siglos y medio en demostrar que los átomos no eran un concepto y que aquel griego del que se burlaban tenía razón. (cuidado con lo que solo son conceptos porque ya vemos lo que pasa).

Veamos que es lo que nos dice el naturalismo llevado a sus últimas consecuencias;"Es natural que no quieras morirte porque la muerte es natural". "Es natural que tengas la mente llena de dimensiones metafísicas y nociones sobre naturales, porque lo sobre natural y lo metafísico no existe en el mundo natural". “Es natural que las especies evolucionen por selección natural”…etc......

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Vamos a ver, el empirismo de la ciencia llega hasta cierto punto, 2 + 2 = 4, E = MC2, 2 núcleos de helio más uno de berilio = carbono, estos resultados no van a cambiar porque no te gusten ¡son ciencia! pero eso no significa que en las cuestiones últimas tengamos que renegar de la antropología filosófica a la que tenemos acceso mediante el estudio personal de uno mismo como personas y no simple cúmulo de elementos físico-químicos, para otorgar todo el derecho a una antropología arqueológica que se limita a estudiar huesos de homínidos, bajo presupuestos ideológicos previos de una cosmovisión materialista claro.

Creo que Agrella es un ser auto-consciente que está tocando no se sabe como en términos científicos su cerebro para extraer sentimientos, conceptos y palabras, y que cuando su voluntad de la orden es decir ella misma empezará a teclear para contestarme, pero no creo que sea un impulso químico aleatorio el que emerge del hipotálamo de Agrella y se convierte en persona como tal. (Pero si eso es lo que crees y te hace feliz pues felicidades).

Tal vez nunca te has preguntado cómo es posible que un ser tan diminuto como el humano sea capaz de reflejar a través de sí mismo todo el cosmos y como eso le resulta poco, le pone una causa trascendente y "inventa un Dios". Fíjate que paradoja, “la nada absoluta no existe porque si existiera entonces sería algo”, “el primer martillo no pudo haber sido forjado con un martillo porque entonces no sería el primer martillo”, la cuando caemos en una regresión infinita de causa y efecto, la lógica nos lleva a pensar que algo concreto o abstracto o “concretamente abstracto” (valga la redundancia) ha existido siempre sin principio ni fin, así pues, la discusión es si ese algo está vivo y es un ser consciente lo cual implicaría que la vida y la consciencia no aparecieron en ningún momento y en ningún lugar mediante procesos impersonales si no que han existido siempre como atributos de esa supuesta entidad eterna, y algunos incluso van más allá y a ese algo le llaman alguien más concretamente Dios, y yo adopto esta última posición porque no encuentro punto intermedio entre una entidad impersonal y una personal más bien si puedo imaginar una entidad personal con atributos sustancialmente abstractos pero persona al fin y al cabo, con propósito, personalidad, carácter y voluntad para crear y manipular la naturaleza, de hecho es la mejor explicación que encuentro a porque existimos seres auto conscientes con voluntad propia y capacidad de manipular la naturaleza y además obsesionados con un ser superior.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Y es justamente lo que esperaba del comentario de anónimo, cuando dice; "somos animales que estamos obsesionados con dioses" pero no da un paso adelante y se pregunta por qué esto ocurre, no le resulta paradójico ni ilógico ni contra producente, ¿si todo son átomos y reacciones químicas porque el resultado de esos procesos impersonales determina que estemos obsesionados con "cosas que no existen"? ¿No sería más fácil abrirnos a la posibilidad de que tal vez si existen y por eso sentimos cosas que no entendemos?
¿que no es la materia la que evoluciona hasta el punto de inventar religiones y conspirar contra sí misma? ¡Seamos un poco más humildes! él dice que un Dios es antropomorfismo porque nos da un valor que no tenemos y es innecesario y absurdo invocar esa causa, pero... ¿y si tal vez el antropomorfismo sea negar a esa causa atributos personales como la mente, la auto-consciencia, la inteligencia y la voluntad? auto-convirtiendo así de forma egoísta a los seres mortales como nosotros en los únicos seres inteligentes que existen? ¿De dónde salió la auto-consciencia? ¿Evolucionó el hidrógeno hasta convertirse en personas que le ponen nombre? finalemnte el materialismo no solo es un prejuicio se convierte en una especie de contradicción en términos una metafísica anti-metafísica.

Y una vez más la respuesta es clara, cogemos un tubo de ensayo, ligamos varios miligramos de cientificismo, otras dos porciones de prejuicios socio culturales y anti religiosos, y añadimos un último miligramo de fatiga filosófica, lo agitamos con fuerza y en poco rato obtenemos sin lugar a dudas la fabula de los ciegos que tocando cada uno una parte del elefante, el primero al tocar la cola dice; ¡mirad he aquí una serpiente!, el segundo tocando la pata dice; ¡mirad es un roble! y el tercero tocando el colmillo dice; ¡mirad es un toro!, y todo por no pararse a escuchar el ruido del elefante a través de sus propios sentidos esos que nos hacen personas y después científicos.

Agrella dijo...

Marcos, es curioso que precisamente critique cosas que en ningún momento afirme en mi comentario, cuanto menos lance peroratas pantagruélicas y gargantuescas sobre precisamente esas cosas que nunca afirme. En ningún momento adopté una postura monista (no adopte ninguna de hecho), ni hice afirmaciones sobre el valor de la ciencia como único medio de conocimiento ni nada similar. Sólo afirme dos cosas, la relación entre comportamiento y cerebro está confirmada (no aclaré el tipo de relación, sólo que existe una), por lo cual las alteraciones provocadas en este ya sea por mutación, ya más probablemente por recombinación pueden alterar los comportamientos en especies animales. Así que me parece muy bien su argumentación a favor del dualismo mente/cerebro (personalmente yo me inclino hacia una postura emergentista, la mente como una suma de las funciones del cerebro que crea al estructurarse de una determinada manera algo superior a la mera suma de las funciones tomadas en conjunto) pero no tiene nada que ver con lo que yo estaba criticando del artículo.

Y dado que el artículo se refiere a hechos biológicos descritos desde esta ciencia (concretamente desde la rama de la etología), tiene todo el sentido del mundo contestarlo con las explicaciones dadas por esta ciencia que en el artículo se ignoran u omiten. No se trata de forzarles un positivismo materialista, pero si se usa un argumento científico, pues es totalmente natural y lógico contestarlo con otro argumento científico

Anónimo dijo...

Si firmo como anónimo es por ser la forma más cómoda que ofrece el editor de comentarios. Por supuesto, si incluyese mi número de DNI estaría mucho más justificado cualquier comentario, claro.
Que no. Que para rebatir pruebas empíricas no sirven circunloquios subjetivos con ínfulas de proposiciones lógicas. Que eso ya se superó bastantes años antes de Wittgenstein. Que es muy infantil encaminar pruebas científicas hacia apriorismos religiosos a través de todo tipo de sesgos. Que no es serio. Que es sano discutir u opinar sobre sopas primigenias, sobre si existió o no Big Bang, sobre si el universo se expande o no, sobre fiabilidad de métodos de datación o mecanismos de evolución biológica. Que por otro lado lo es, y es interesante y humano, preguntarse por aspectos a los que la ciencia no llega o no puede responder, y es completamente necesario. Pero que no es serio tergiversar hallazgos que bajo toda lógica elemental conducen con una muy alta probabilidad a determinadas conclusiones de modo que retorciéndolos, falseándolos y sesgándolos se adapten a creencias en textos mitológicos.
Que esto que digo, como lo que dice usted o el creador de este blog, es una opinión. Pero 2+2 parece tener toda la pinta de ser igual a 4. Y si el grueso de la comunidad matemática tras años de estudios objetivos apoyados a su vez en investigaciones anteriores y, lo que es más importante, sin ningún ánimo o interés específico en un resultado concreto sino en lograr el "resultado real" llega a la conclusión de que 2+2=4, yo, que quizá por mí mismo ni siquiera sé por qué 2+2=4, puestos a hacer un acto de fe (agárrese a esta última frase, que sé que le facilitará cualquier réplica), lo haré en favor de esto en lugar de conclusiones anteriores y no científicas de gentes que ni habían inventado el ábaco.
Ahí tiene una combinación óptima de fe y lógica, a mi juicio.
P.D.: Debo confesar que intervengo porque me resulta divertido. Otro tipo de discusiones en las que intervengo me resultan interesantes o enriquecedoras. Llámeme frívolo.

Marte Saraswati dijo...

Marcos Antonio Rubio de la Rosa.Contéstele usted rápido y contundentemente a este Anonymus Iocandi ¡que nos mete el agua en casa!

Ángel dijo...

Hola Marcos A. R. R. Enhorabuena por tus comentarios, estoy bastante de acuerdo con lo que expones y con la forma en que lo haces, Estoy muy de acuerdo con el comentario sobre la distinción y primariedad de la naturaleza humana sobre la cultura, estoy ahora trabajando en ese punto, pero hay un par de cosas que me han llamado la atención, y que debo matizar. En un lugar dices que somos algo, no alguien, y luego pareces defender que somos personas, esto mezclado con otros detalles me hacen intuir que crees en el dualismo cartesiano, como si en el hombre coexistiesen dos naturalezas, una corporal y otra espiritual, al hilo de Platon, el piloto y la nave. Creo que eso choca contra nuestra propia experiencia de unidad y abre la puerta a un abismo gnoseológico.
La otra cosa que me ha llamado la atención es la consideración de que la vida es eterna porque Dios lo es y está vivo, el razonamiento es impecable y lógico, pero hay un matiz que me rechina, y es usar el término vida para designar a los seres vivos y a Dios, a las creaturas y al creador, sobre todo porque hay algunos movimientos propios de las creaturas como el crecimiento que no se dan en Dios.
¿Escribes en algún sitio?.
Un abrazo.

Ángel dijo...

Hola Agrella. A veces te contestamos como si fueses hombre y otras como si fueses mujer, el nombre nos despista, pero en tus comentarios, das a entender que eres hombre. Todo lo que dices está bien argumentado, puedo aceptar que existe evolución (en el sentido de cambios, otra cosa es si son las mutaciones genéticas las responsables de otra cosa que no sean malformaciones o enfermedades)dentro de una especie, incluso puedo aceptar que entre poblaciones o individuos de la misma especie se den incompatibilidades fértiles, pero afirmas que se ha observado la formación de nuevas especies, pues te emplazo a que nos digas quién, dónde y cuándo. Y espero que no nos digas lo del dedo del caballo, lo de los pinzones, lo de las poliplódias, o lo de los mosquitos de los túneles, casos todos que ya hemos tratado anteriormente y que no se pueden sustentar.
Al hilo de esto, está tu propia visión de lo que es una especie. Existe la norma de que el que engendra, engendra algo semejante a él, y también existe la "forma ejemplar" de cada tipo de organismos, la forma de cada ser vivo es una nueva réplica de esa forma ejemplar, con los matices que introduce la versatilidad de la materia, las condiciones ambientales en la embriogénesis y en el crecimiento. Y esto que digo se fractura en el hombre puesto que la naturaleza humana introduce un factor erpiritual que es la libertad, lo que hace que no seamos copias más o menos particulares, sino individuos únicos.
Un abrazo.

Ángel dijo...

Hola anónimo. Usas como argumento algo importante que es la opinión comunmente aceptada por los científicos. Y según Aristóteles hay que tener en consideración la opinión de los sabios en la materia, y si bien es verdad que a la mayoría de los científicos le interesa su tema particular y sólo hay unos cuantos dedicados a la propaganda evolucionista, hay que tener en consideración estas cosas:
Primero, hoy con la democratización de la ciencia, hay muchos científicos, muchos, y evidentemente sabios son pocos.
Segundo, el control sobre el progreso de la ciencia, lo tiene la utilidad, los que conceden las subvenciones para los proyectos y los comités de selección de las más prestigiosas revistas científicas. Ellos pueden dirigir la ciencia hacia dónde les interese.
Y tres, la experiencia dicta que la mayoría no sólo se puede equivocar, sino que generalmente lo está.
En cuanto a lo de Dios, y las distintas culturas y religiones, es evidente que todas las culturas tienen un origen común en la llamada cultura primordial, de la que provienen todas las demás y todos los lenguajes del mundo, las diferencias provienen del ejercicio de la libertad humana. Y en cuanto a cuál es la verdadera, tu mismo puedes decidir, pues en tu corazón permanece la ley natural, así que reflexiona qué es más verdadero: el odio, el ojo por ojo, o el amor al enemigo.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

La evolución no es una corriente de opinión ni ninguna propaganda. Es una hipótesis científica que tras años de contrastación e intentos de refutación empírica se demuestra la más verosímil (vaya, creo que en esto coincido con Juan Pablo II: potencial santo, obrador de milagros, cabeza en su momento de la Iglesia Católica y vicario de Cristo en la tierra). Como es el hecho de que la Tierra no tiene miles sino millones de años, como lo es la lógica de pensar que si encontramos fósiles de animales que en ningún caso coinciden exactamente con los actuales, demuestran patrones comunes y progresivos en el tiempo y a todas luces marcan una evolución a través de cambios en las especies, no se tratará con casi total probabilidad de que nos encontremos en un planeta con especies inamovibles, del que simplemente van desapareciendo (si todos los fósiles son de especies extintas y las actuales han existido siempre, menuda diversidad zoológica y botánica debía de existir).
Pero esto, como la opinión contraria, son creencias, suposiciones y proposiciones de particulares. La única diferencia es que esta opinión se apoya en evidencias científicas que yo, ingenuo de mí, no considero producto de conspiraciones ateas financiadas por lobbies demoniacos o métodos de medición y datación que me creo en contraposición con evidentes fallos que usteden ven pero la ciencia se niega a corregir.
Por cierto: la lógica me dice que el ojo por ojo es más natural que el amor al enemigo, algo que por cierto no existe fuera del papel ni lo ha hecho en ninguna otra cultura. Sí, es bonito (para quien le guste), pero de natural tiene poco. Otra cosa es que una sociedad avanzada sustituya la venganza particular por un elaborado sistema jurídico que garantice la defensa, la objetividad, etc... Pero lo del amor al enemigo es en unos casos una quimera, en otros una impostura y en cualquier caso una aberración contra natura.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Angel, Lo siento creo que me expresé mal, cuando reflexiono sobre la regresión infinita, en la primera premisa doy a entender que "algo" a existido siempre, luego entra en discusión si ese algo puramente abstracto, es una entidad personal o impersonal, por el principio de causalidad debe ser una persona, concluyo que tiene más sentido que lo sea, con respecto al dualismo, lo uso para descartar el monismo o el epifenomenalismo, pero entiendo lo que quieres decir, mi visión sobre el alma y el cuerpo es la misma de la teología cristiana, tampoco quiero que se mal interprete cuando uso ejemplos como el de Platón, no creo rotundamente en ese neo-planotismo que muchos utilizan para respaldar sus creencias gnósticas, con respecto a lo de la vida la eternidad y el cambio, el ejemplo que expuse solo pretendia mostrar que en el caso de que Dios sea eterno en contra del materialismo puro, significaria que "la vida" no surgió de la materia, si no que en cierto sentido al ser Dios "EL DIOS VIVO" se cumple la ley de la biogénesis aunque a un nivel más metafísico claro jejeje.

Actualmente estoy escribiendo varios ensayos sobre teología natural, dando forma al viejo argumento cosmológico Kalam, la regresión infinita, (filosofía del espacio-tiempo), y la eternidad e inmutabilidad de Dios como primera causa incausada y respuesta ante la existencia del universo, es un tema muy interesante el argumento es viejo, pero solo con el estudio epistémico sobre el significado del infinito como concepto espacial, y eterno como concepto "temporal" uno llega a conclusiones increibles, luego tambien me gusta escribir sobre peculiaridades, como lo que lleva hoy en día a uno a ser ateo, ya sabes, el principio de mediocridad, el chovinismo del mal, y la teodicea en general. Saludos!

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Anónimo, dices que "si encontramos fósiles de animales que en ningún caso coinciden exactamente con los actuales, demuestran patrones comunes y progresivos en el tiempo y a todas luces marcan una evolución a través de cambios en las especies, no se tratará con casi total probabilidad de que nos encontremos en un planeta con especies inamovibles, del que simplemente van desapareciendo (si todos los fósiles son de especies extintas y las actuales han existido siempre, menuda diversidad zoológica y botánica debía de existir"). ¿CUALES SON ESOS EJEMPLOS? ¿nuevos géneros o arquetipos que no existen hoy?

La evidencia no existe, solo las diferentes y opuestas interpretaciones, con el tema de la evolución nos encontramos ante el típico caso, del asesinato, el acusado, el abogado, el juez y el jurado, y cada uno saca sus conclusiones con respecto a las evidencias. Para el evolucionista que la mayoria de las especies tengan ojos y patas es evidencia de un ancestro común, y así se construyen las homologías, el razonamiento es completamente tauológico, los fosiles se datan con las rocas y las rocas con los fosiles, el uniformismo se basa en la hipotesis de formación gradual porque tiene que ser así, pero los fósiles no se forman gradualmente y mucho menos los marinos, tampoco puedes estar tan seguro de que la tierra tenga miles de millones de años, muchas "tasas entrópicas" no concuerdan con esas fechas pero la evolución las necesita.

No se trata de una conspiración atea, se trata del método empirista y mecanicista de: "o se mide o se pesa" o no es ciencia, la necesidad de una explicación naturalista de la formación de las cosas, lo que a un plano escatológico va más allá de la evolución biológica y se extiende al "evolucionismo" la idea de que todo se se hizo siguiendo pasos graduales y accidentales, pero esas premisas son precisamente las que están en contra de la propia evolución, en el caso de los fosiles, todo el consenso dice que hay un estasis entre los fyllum que no hay evolución gradual de ningún tipo, apenas supuestos organos vestigiales, pero nunca organos en proceso, lo cierto es que las especies se adaptan al medio pero dentro de sus géneros, las pespecies extintas no nos dicen nada, ademas hay que tener claro lo que es especie, una rama filética puede tner distintos grupos de especies, como la familia canis, de los lobos, y los perros, o los felinos, LA EVOLUCIÓN ES UN HECHO, EL TRANFORMISMO NO! pero se nos vende uno por otro, sin evidnecia fosil, solo la fe de los millones de años.

Anónimo dijo...

Creo que no he entendido del todo... ¿Se acepta la existencia hace el tiempo que sea (millones de años para la ciencia y para mí, no sé cuántos para ustedes) de un animal como el tiranosaurio, al menos digamos que un animal con la estructura ósea reconstruida hoy? ¿Se acepta que existieron por tanto dinosaurios, por poner un ejemplo? De ser así... ¿He de suponer que se defiende que un ecosistema en el que habitaba este y otros bichos de esa calaña contaba asimismo con todas y cada una de las especies que conocemos hoy en día? Es decir... ¿Mientras un tiranosaurio cazaba o se alimentaba de carroña de triceratops había leonas cazando ñúes? ¿Dónde estaba el ser humano? ¿Ya existía? ¿Fue creado después? ¿Los trilobites también andaban por allí, a todo esto, pero se extinguieron? ¿Había en los océanos a la vez orcas, delfines, ictiosaurios, megalodones y merluzas? ¿Surcaban los cielos cigüeñas, águilas, pteranodones y colibríes? ¿Elefantes y mamuts sólo se distinguían por la alopecia de los primeros?
De verdad que no quiero que esto provoque hilaridad. Es esto realmente lo que me interesa que me explique alguien que no cree en la formación de especies (que al fin y al cabo es un término obviamente humano basado en rangos de divergencia estadística entre conjuntos de individuos) a través de cambios aleatorios y "premiados" por su adecuación a nuevas características ambientales.
He planteado mi explicación.
Me encantaría una explicación a lo expuesto como si tuviera cuatro años y se me quisiera explicar de verdad algo sin eufemismos, conspiraciones judeomasónicas, etc. Gracias.

Anónimo dijo...

Ah, lo del principio de mediocridad que lleva a alguien a ser ateo...
No, verá. Lo que suele llevar a alguien a ser ateo, al menos en mi caso, es la creencia de que el ser humano tiene una facilidad pasmosa y demostrada para inventar dioses, de lo que infiero una muy escasa probabilidad de que uno en concreto, con elementos verdaderamente originales pero en lo demás un refrito de corrientes de su época modificado a discreción en los siglos siguientes, sea verdadero. Y el argumento de que esa inclinación humana precisamente invita a pensar en una causa real llevaría, en el mejor de los casos, a defender que un dios con forma de animal sediento de sangre y tripas de enemigos de la tribu es una materialización imperfecta del dios real (que por supuesto siempre es el de uno mismo, que por supuesto de nuevo suele ser el de la mayoría de población del entorno geográfico en que se educó).
Y entonces uno va y, partiendo de ese apriorismo, intenta explicar el mundo a través de ese prisma. Pues vale. Lo veo hasta coherente. Lo que no veo coherente y sinceramente veo ridículo es, siendo ya incapaz de negar un pensamiento puramente científico que en sus primeras fases colisionó con la religión cuando realmente comenzó a desgajarse de ella, quedarse entre dos aguas intentando armonizar lo que en esencia es imposible. Y era más lógico que con el descubrimiento de los primeros fósiles del Jurásico unos dijeran que eran reales y otros que eran pruebas del Maligno para los hombres de poca fe que el actual "sí..., pero es que, verás..., pruebas científicas del diluvio universal a través de nuevas dataciones de estratos -que el lobby evolucionista financiado por Ateos Sin Fronteras manipuló-, como ha demostrado el (irrefutable, este sí) doctor creacionista XXX por la Univ. de Alburquerque...". Y luego se adereza todo esto con analogías de frases de San Agustín de Hipona (ay, si la Iglesia hubiera tenido más padres como este)y Santa Hildegarda, algún pequeño recoveco científico agarrándose al fleco anecdótico de turno, se utiliza un engolado estilo de mesa camilla de entreguerras y monóculo y toma ya. Refútame esto, ateo irredento.
De verdad que lo de los dinosaurios coexistiendo con bueyes almizcleros o compañeros equivalentes de rama filética, si me lo explican, sin duda me hará ver la luz.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

No creo que valga la pena explicar nada sobre los Drago-Saurios, más recurrente sería poder explicar como el uniformismo de los millones de años y los métodos que "la naturaleza usa" para la fosilización se conjugan para tener coherencia, (aquí me gustaría que Ángel, que es según creo paleontólogo, nos ayudase un poco).

Volvemos al mismo horizonte de mi antiguo comentario, las evidencias no existen solo las interpretaciones, por ejemplo, árboles poli-estratificados de 6 pies y 20 metros de alto, atravesando lo que se supone son varias capas de estratos distintos los cuales difieren el primero del último en algunos cuchucientos y pico millones de años, se da a entender que el árbol permaneció todo ese tiempo hasta que fue completamente sepultado, para el creacionista esto rompe los esquemas uniformitarios de la geología gradualista, pero el evolucionista solo tiene que decir que en ese caso particular la sepultación fue repentina, lo cual... ¿qué hace para evitarme pensar que no es así en todos los casos? NADA, cada uno tiene fe en lo que le conviene, dicen que la mente es una esponja en blanco, yo digo que los prejuicios de cada uno son los únicos que mantienen el tinte.

Soy bastante incrédulo, por mi nivel de sátira, retórica y cinismo, muchos han podido especular que en el pasado fui un estupendo ateo, a mi incredulidad me remito para expresar por ejemplo lo que sentí cuando en 2005 se encontró tejido blando en un fósil de T.Rex, es interesante que algunos restos orgánicos puedan conservarse por 68 millones de años, pero claro, sería mucho más delirante pensar que hace algunos miles de años, tras extinguirse por algún acontecimiento catastrófico gran parte de estos animales, los que quedaran convivieron con el hombre como nos lo presentan en la serie animada de los pica-piedra, y los que quedaron fueron extintos gradualmente por el hombre debido a la amenaza que representaban, dando lugar a la obsesión compartida por todas las culturas antiguas hacia los dragones o como yo los llamo: Los “drago-saurios”, obsesión que fue lo suficientemente pertinente como para que el gran profeta del materialismo; Carl Sagan escribiese un libro, titulado; los "dragones del Edén"(premio pulitzer de literatura) donde sin escasear en matices de ficción llega a la conclusión de que los antiguos estaban obsesionados con estos reptiles gigantes por que como evolucionamos de ellos, nuestro cerebro guardó los vestigios y retales "genético-mentales" de nuestra escamosa experiencia de vidas pasadas, (Esto me recuerda un poco a la cienciología), otros no llegaron tan lejos como el amigo Carl, pero algunos arqueólogos y paleontólogos, al descubrir ciertos esculpidos antiguos donde se presentan criaturas muy similares a estegosaurios y brontosaurios, SÍ, y por no sopesar siquiera la posibilidad de que esas criaturas convivieron con el hombre, pensaron mejor que tal vez los hombres antiguos, (con todos sus problemas que hoy consideramos trivialidades) desenterraron los fósiles y hicieron recreaciones artísticas para reconstruirlos.

Puedo poner más ejemplos como por ejemplo el petróleo, para la geología gradualista del uniformismo, y lo que se nos ha enseñado a todos desde pequeñitos, este se formó a lo largo de millones de años a través de los retales orgánicos de fósiles convertidos por la presión en hidrocarburos, volvemos a la repentina realidad de los fósiles, y es que viene a resultar que los hidrocarburos que generan el dichoso petróleo, pueden generarse en grandes cantidades por un acontecimiento fortuito si es sometido a la presión y el calor necesario, en pocas palabras, todo el petróleo de la tierra pudo haber sido generado en pocas horas, actualmente existe un proceso para convertir basura en petróleo, (pero shhh silencio no vayan a enterarse los judeo-masones.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Parecen ser que los acontecimientos catastróficos los que generan de forma repentina todas estas anomalías y no el dogma uniformista impuesto a base de retórica por el amigo materialista Lyell en el siglo XIX. Para mí el tiempo en sí mismo resulta ser una entidad tristemente inerte, para otros según su fe, resulta ser la célebre potencia metafísica creadora de todas las cosas.

El último ejemplo que no podía faltar, son los nichos de conchas y especies marinas en montañas a más de 2 mil metros de altura, o los fósiles de ballenas en el desierto del Cairo, o los nichos de drago-saurios en estados unidos, los cuales se supone fueron sepultados gradualmente. (Sepultados gradualmente, dos conceptos contradictorios en la misma frase).

“¿Había en los océanos a la vez orcas, delfines, ictiosaurios, megalodones y merluzas? ¿Surcaban los cielos cigüeñas, águilas, pteranodones y colibríes? ¿Elefantes y mamuts sólo se distinguían por la alopecia de los primeros?”

……¡Yo creo que Sí! lo que sí es casi seguro es que por aquel entonces no había surcando los cielos, mutantes semi-formados conectando morfológicamente las distintas taxonomías de los filos, te pondría algún ejemplo pero es que ni siquiera la imaginación es suficiente para abordar la existencia de dichas bestias, incluso hasta en las películas de Men In Black, los mutantes están perfectamente formados y no asimétricamente amorfos.

Pero el siglo XX nos dejó al legado del escepticismo, la famosa teoría del puntualismo, la cual sin el barniz semántico viene a decir que mediante un “terremoto genético” las criaturas nuevas aparecen de golpe, por no hablar de la fauna edicareana y el cámbrico, estos confirman que el famoso árbol de la filogenia evolutiva no ramifica, si no que más bien parece un abeto de navidad con la punta más fina que la copa.

Con respecto al ateísmo, sigo pensando que el principio de mediocridad juega un papel fundamental en ello, actualmente escribo divulgación creacionista y reflexiones filosóficas sobre la fe y la teología, pero no lo hago para los ateos pues resulta una pérdida de tiempo, como tirarle piedras a la luna, si no para aquellos afligidos de la vida que como yo sienten pasión por el razonamiento, pero por su credulidad, el avasallamiento mediático, cientificista y materialista de películas, documentales y revistas les resulta casi imposible concebir una realidad trascendente y espiritual sobre sí mismos, con respecto a que nuestra naturaleza es inventar dioses creo que ya repliqué esa conclusión prejuiciosa en otro comentario, el ateo tiene que estar seguro de que todas las religiones son falsas, en cambio el creyente puede asumir que por lo menos hay algo de cierto en todas ellas y es que tal vez hay algo más “esperándonos”, ahora fíjate que interesante que el ser humano esté obsesionado con la espiritualidad, desde que empezó a enterrar a sus prójimos y construir templos, es curioso como el ser humano no asumió el roll de “Dios” que la “todo poderosa madre naturaleza” le otorgó sobre el resto de especies, si no que más bien adopta la sumisión y esto es porque los primeros seres humanos, no vieron a los chimpancés y los gorilas y dijeron, ¡Hostia se parecen a nosotros, esa es la respuesta!, NO, por el contrario, se sintieron frágiles y desnudos como si les hubiesen dejado en una isla desierta y notaron que los demás animales no tenían la capacidad de raciocinio y abstracción, y es interesante la conclusión de los axiomas ateos: Existen muchas religiones = a, todas son falsas, también existen muchas teorías y todas ellas discrepantes sobre cómo se forman los planetas, las estrellas y las galaxias pero eso no significa que los planetas, las estrellas y las galaxias no existan, y lo mismo ocurre con el ser humano, que sea religioso solo significa de que es un “animal” espiritual, pero ¿por qué carajos tiene un animal que ser espiritual, si el espíritu no existe?

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Siempre tuve problemas con el materialismo en ese aspecto y es que creo que si fuera cierto no deberíamos siquiera tener la capacidad cuestionarlo, no encuentro buenas razones por las cuales llegar a pensar que si somos solo entidades materiales cuestionemos que lo somos o mejor aún sintamos que no lo somos, para mi es así de simple, mi otra conclusión deriva de lo opuesto y tiene que ver con el escepticismo, y es que uno al menos necesita tener una noción previa de aquello que siente y luego mostrarse escéptico al respecto por qué no lo ve o no puede tocarlo, en ese sentido “yo soy un escéptico del escepticismo”, supongamos que los electrodomésticos tuvieran consciencia de sí mismos y gran parte de ellos dijera: “yo no necesito la corriente eléctrica para funcionar porque nunca he visto el cable”, no haber visto nunca el cable es una razón poderosa para no creer en la corriente, pero hay algo más que subyace en esa razón y es que deriva de una noción previa, la cuestión de si realmente existe tal cosa como la electricidad por cable o solo es aparentemente real, y ese es el punto al que suelo llegar siempre cuando intento abordar el escepticismo y es que este deriva “DE” o es la ausencia “DE” pero la ausencia de algo no es algo en sí mismo independiente y al no ser independiente no puede ser completamente real, es fácil demostrar que algo no existe porque es intangible y hacer que quien afirme que si existe tal cosa cargue con el peso de la prueba a sus espaldas, pero es mucho más complejo cuando eso intangible por los sentidos, es perceptible por los mismos y es aún mucho más complejo cuando esa percepción a moldeado todo un ámbito fundamental de la naturaleza humana, en este caso la espiritualidad, ¿entonces como puedo ser completamente objetivo al negar el hecho de que el escepticismo parte como negación “DE”? en el caso de la fe en la trascendencia y la espiritualidad, los escépticos más férreos siempre utilizan su cinismo para comparar la sensación espiritual de las personas con la paranoia y la locura, pero volviendo al ejemplo de los electrodomésticos conscientes de sí mismos, yo sigo pensando que un electrodoméstico cuya naturaleza fuera funcionar sin electricidad, no debería siquiera darse cuenta de ello para cuestionarlo y mucho menos negar enfáticamente la noción de que su percepción de la electricidad es falsa por que el cable es intangible, el electrodoméstico sin darse cuenta, está negando algo concreto de su sensación por la razón de que ese algo es intangible, pero ese “algo concreto” en ontología ya es posiblemente posible por el simple hecho de ser perceptible para los sentidos.

Tambien, tengo el ejemplo de la mesa y el teclado que estoy usando para escribir esto, son materia, sin embargo la información de este mensaje no lo es, la tinta moldeada por la estructura base de las palabras tal vez incluso pueda llegar a serlo si están impresas en un papel, pero lo intangible del mensaje en sí, ¡no! Es algo que sale de mi mente y llega a la vuestra sin dejar rastro físico alguno más que nuestra percepción y comprensión de ello, también tengo el ejemplo de millones de especies animales que no se cuestionan y simplemente funcionan y hacen el trabajo que desempeña su naturaleza, todas esas millones de especies son para mí el más claro ejemplo de que cuando la naturaleza de algo es sólida y concreta no hay entresijos por los cuales podría colarse el escepticismo como fuente de conocimiento real.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Pero no fue hasta que por fin conseguí librarme de mis prejuicios socio-culturales al respecto, que encontré una buena respuesta teológica en el cristianismo a por qué, si salgo vestido con mi propia piel a la calle, la cual se suponía que la "todo poderosa madre naturaleza" había confeccionado para mí, me iba a sentir desnudo, o si dejo de ayudar a aquel ancianito o prefiero jartarme antes que compartir mi comida sentiré remordimientos, encontré una muy buena respuesta a porque Dios decide esconderse temporalmente y entendí lo poderosa que podría ser la muerte como un método de redención para muchos de aquellos que no tuvieron la oportunidad ni valoraron su vida durante su paso por ella.

Y ahora sí que me resulta difícil encontrar razón alguna en el materialismo/naturalismo a porque si solo somos una pieza de mobiliario más en el cosmos, podemos descifrarlo con ecuaciones tan precisas, porque estamos en ese sentido conectados con el cosmos hasta el punto de poder entenderlo a sus niveles más profundos, ni porque podemos ejercer a voluntad un uso determinado de la naturaleza manipulándola con vistas a un propósito, como encender fuego o manipular la fisión atómica, tampoco encuentro buenas razones para pensar que una raza extraterrestre ultra evolucionada con las mismas limitaciones físicas y espacio-temporales que las mías debería tener ningún tipo de respuesta a mis preguntas.

Hoy por hoy, no creo que seamos tan insignificantes... "una pálida mancha azul en el horizonte cósmico" no creo que lo que me hace persona sea una sustancia material, ni que mi persona sea un epifenómeno que emerge de no se sabe donde produciendo las chispas sinápticas que permitirán a mis neuronas conectarse para producir reacciones químicas, tampoco creo en que algo aparezca de golpe y evolucione hasta el infinito, ni que algo que no sea una consciencia pueda generar con el paso del tiempo o mejor dicho con el paso de los accidentes criaturas conscientes de sí mismas y de dichos “accidentes”.

Con respecto a las incongruencias de la biblia, yo adopto la posición de aquel que Dijo: “La biblia no es perfecta pero cumple su propósito a la perfección”. Después de haber estudiado en profundidad la teología hebrea y cristiana, al día de hoy se me hace imposible pensar que unos primates auto-indulgentes, bajasen de los árboles para auto imponerse el “lastre” de la moral, también resulta oportuno comparar todas las religiones con la cristiana, tú mismo dices en tu comentario que parece ser la más compleja en varios aspectos.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Yo en tu lugar si te consideras escéptico, creo que deberías empezar a preguntarte porque está emergiendo tanta literatura “anti-materialista” en estas últimas décadas, porque algunos científicos ateos se están dedicando a la teodicea y han bautizado el “NEW ATHEISM”. Porque el libro del célebre Stephen Hawking se llama “el gran diseño” tal vez sea porque está cansado de que muchos respetables físicos estén empezando a cuestionar el empirismo y determinismo de su ultra-materialismo, científicos de la talla de: Fred Hoyle, Robert Jastrow, Paul Davies, Martin Ress, Tipler y Barrow entre otros quienes dejan bien claro que son agnósticos pero se sienten conmovidos por las implicaciones teleológicas que acarrean los últimos descubrimientos en física ¿será una conspiración religiosa? ¿O es que la vaca sagrada del materialismo está empezando a comerse sus propias eces? Finalmente ya no recuerdo lo que hace a uno ser ateo, pero sí que sé lo que te hace dejar de serlo: la imposibilidad de concebir que, las obras, de Shackespear, Mozart y Salvador Dalí, sean el resultado inevitable de: mucho hidrógeno, muchos tiempo y mucha suerte, y el darse uno cuenta de que el nihilismo solo parecía una posición valiente cuando no había visto cara a cara a la muerte, aunque hoy en día la New Age hace que sea muy fácil para aquellos que detestan tanto la religión como el materialismo, adorar al “espíritu de la naturaleza”, pero yo dudo que a ese espíritu le importe un comino que mañana te maten como a un perro para robarte el teléfono móvil.

Ángel dijo...

Hola anónimo. Entiendo que te produzca estupor que alguien piense como yo y no esté loco de atar. Voy a decirte algunas cosas contestando a tus últimos comentarios: Lo primero es que como bien dices el amor al enemigo no es algo natural, es algo sobrenatural, de lo que parece que no estás bien informado.
En cuanto a las especies, has dejado notar tu nominalismo, piensas con el franciscano Guillermo, que son un invento de nuestra mente, y por eso no podemos entendernos, la especie es un universal que existe en la realidad, y nuestra mente lo puede captar a partir de las observaciones sensibles, pues los animales nacen de otros animales semejantes a ellos, y eso no es un invento de nuestro entendimiento, es algo real. Otra cosa es lo que planteas de si han existido siempre las mismas especies, desde luego, lo que tú entiendes por especie, no, porque como es una convención, pues decidís convencionalmente que no. Yo lo que planteo es que los cocodrilos del pérmico, puede que no se pareciesen mucho morfologicamente a los cocodrilos actuales del Nilo, porque la materia está sujeta a variaciones, pero unos y otros son cocodrilos y los actuales provienen por generación de aquellos. Y eso es lo que tienen todos los individuos de una especie, que responden a la misma forma. En cuanto a otras especies, ni tú ni nadie está autorizado a afirmar en qué momento apareció una especie, sólo puedes afirmar científicamente la edad atribuida al fósil más antiguo encontrado hasta ahora. Si estás de acuerdo en estas premisas, podemos hablar con más sentido.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

No, ya está. Era exactamente aquí adonde quería llegar y donde se agota el caso. Una respuesta que finalmente, a pesar de adornarla profusamente como es costumbre, acaba defendiendo la coexistencia cronológica de saurios jurásicos con el homo sapiens y otra que simplemente no contesta a esto (no es nominalismo extremo: es obvio que la procreación es básicamente intra-especie. Pero también es obvio que cualquier colectivo, por definición, es una abstracción humana -el bosque, como tal, no existe salvo en cuanto a la suma de árboles, lo cual también podría ser descompuesto).
En fin, que no da más.
Y Ángel: deduzco por tanto que si crees que cualquier especie actual ya estaba presente como tal especie (con su "materia sujeta a variaciones")en cualquier momento anterior, como nuestro otro colega comentador, no puedes eludir el hecho de que han compartido hábitat con todas las extintas, ergo tenemos unos hábitats como el que describí, cuanto menos, difíciles de comprender para un paleontólogo o cualquier otro científico (los actuales deprededores en la cima de la cadena trófica serían meros enanos en las fauces de saurios gigantes... Pero, ¡ahí estarían, con todas sus características actuales!).
Pues eso, que tras desbrozar un poco entre tanto eufemismo, nos hemos quedado desnudos.
Y hasta aquí llegamos.

Anónimo dijo...

Qué rabia. He caído en esa cosa tan tonta que dije que no haría: discutir temas científicos en un sitio como este. Mea culpa, sin duda. Ahora me siento sucio... Está bien; digamos que he perdido.
Bueno, un saludo cordial a todos.

Ángel dijo...

Hola anónimo, no entiendo porqué relacionas esas dos cosas: no cumplir un objetivo que te habías propuesto, que parece ser era no discutir temas científicos en "un sitio como este", (debe ser que estamos contaminados de alguna plaga malvada), con el comentario de haber perdido, ¿qué has perdido?, ¿estás en algún concurso o competición contigo mismo?.
Yo no he dicho que todas las especies han existido siempre, lo que he dicho es que nadie puede afirmar el momento de su origen, que aunque lo parezca, no es lo mismo. Desconozco con suficiente precisión las pirámides tróficas de la era secundaria, entre otras cosas porque hay que separar la "ciencia divulgativa" de la paleontología, porque por ejemplo, es curioso que se plantee la vida terrestre de la mayoría de los dinosaurios, mientras que prácticamente, todos sus restos están en sedimentos marinos y costeros.
Sabemos poco todavía de algunas cosas como para poder hablar con certeza de ellas.
A lo mejor no has perdido, sino que has ganado aunque no lo veas.
Un abrazo.
Ángel.

Marte Saraswati dijo...

¡¡Bien!!.El Anónimus Iocandi se retira.Hemos ganado.¿A quien se le ocurre insinuar que descendemos de un antepasado común del mono.Estamos hechos a imagen y semejanza de Dios.

Gracias profesor,gracias Marcos Antonio.

Marcos Antonio Rubio de la Rosa dijo...

Anónimo, ¿por que haces las preguntas si ya sabes de ante mano todas las respuestas que necesitas? yo ya sabía que mi comentario te entraria por un oido y te saldría por el otro, aún y así me he esforzado por darte mi punto de vista.

(Vale es todo una patraña religiosa inventada por mi subsociente para sustentar mis creencias, ya puedes irte a los blogs ateos para amenizar si acaso un poco las dudas sembradas por un religiosos que tambien sabe tirar de léxico).

Angel, ¿que opinas de la controversia en paleontología, siempre te he visto defender que las especies son estables, sin embargo no pareces ubicarte como un creacionista de los 6 días, ¿tienen sentido los millones de años si el tranformismo nunca tuvo lugar? ¿te pareceria tan descabellada la idea de que el diluvio con toda una suerte de terremotos y volcanismos realmente ocurrio hace aproximadamente 5000 años? ¿o que dinosaurios y humanos convivieron juntos y que los trilobites y fosiles del cámbrico realmente no tienen 500 millones de años?

Lo pregunto desde mi ignorancia, pues yo solo estudio filosofía en profundidad y tambien soy bastante escéptico con el creacionismo, aunque cada vez más voy encontrando muy buena literatura al respecto.

(loEs interesante, comprar libros sobre sumeria y babilonia y ver como en sus mitos se encuentra una especie de abstracción ultra deconstruida y pagana sobre muchas de las historias del génesis, aunque claro ellos como buenos empiristas enfocan el tema desde la perspectiva de que fueron los hebreos quienes copiaron los mitos, porque los sumerios eran más viejos, ¿pero es que acaso no pudieron heredar todo aquello por tradición oral a través de Sem, Cam Y Jafet? como siempre la evidencia solo parece existir a vísperas de la interpretación de cada uno ¡Saludos!

Anónimo dijo...

COMO DESARROLLAR INTELIGENCIA ESPIRITUAL
EN LA CONDUCCION DIARIA


Cada señalización luminosa es un acto de conciencia.

Ejemplo:

Ceder el paso a un peatón.

Ceder el paso a un vehículo en su incorporación.

Poner un intermitente.


Cada vez que cedes el paso a un peatón

o persona en la conducción estas haciendo un acto de conciencia.


Imagina los que te pierdes en cada trayecto del día.


Trabaja tu inteligencia para desarrollar conciencia.


Atentamente:
Joaquin Gorreta 55 años