viernes, 2 de enero de 2015

NUESTRO CUERPO NO ES SIMPLEMENTE EL DE UN ANIMAL




Hasta las personas que defienden que el hombre posee un alma espiritual, suelen dejar el cuerpo humano a merced de los zoólogos, como si el cuerpo del hombre fuera el cuerpo de un animal más.
La antropología de Platón que consideraba al hombre como el piloto de un navío, como si nuestro cuerpo fuera el traje que llevamos puesto, ha hecho estragos,  Platón conectó con la doctrina hindú de la reencarnación que identifica al hombre sólo con su alma, que va errante a través de los siglos cambiando de cuerpo. Descartes también sucumbió a esa visión del hombre, y tras él, la modernidad, y lo que viene detrás de ella, ¿qué otra cosa es la postura postmoderna de la transexualidad: mi cuerpo es mío, y si no me gusta lo cambio?.
Parece que no queremos ver, más que aquello que nos interesa para conseguir nuestros deseos. Pero el cuerpo del hombre no le pertenece al hombre, es el hombre. El cuerpo, es constituyente de él, no existe el hombre sin cuerpo, el hombre no es un ser espiritual, es un ser a la vez espiritual, anímico y corporal, puede indistintamente, ayunar, ver la luz o partirse un brazo.
Y el cuerpo del hombre no es como el cuerpo de los animales. El hecho de que esté configurado de modo semejante y que tenga muchos órganos y biomoléculas semejantes, sólo indica que para respirar el aire atmosférico y captar su oxígeno en las cantidades que necesita un ser dotado de movimiento, lo mejor son pulmones y glóbulos rojos (evidentemente estoy simplificando, no pretendo un tratado de fisiología). Para asimilar los nutrientes de los alimentos, lo mejor es una bolsa donde digerirlos y un tubo largo en el que ir absorbiendo los nutrientes, etc.
Pero si queremos ver en realidad la profunda interrelación que existe en el hombre entre su cuerpo, su psique y su espíritu, tenemos que ser más perspicaces, y que conste que esta clasificación ternaria, la hacemos para poder estudiarlo mejor, pero no son partes separables, no existe un cuerpo, un alma y un espíritu como tres piezas de una máquina. El hombre es una unidad. Mis dedos también soy yo, y si me corto un dedo, sigo siendo yo, pero me falta un dedo, y ese dedo que me he amputado, seguiré sintiéndolo el resto de mi vida, (y si alguien lo duda, que le pregunte a alguien a quien hayan amputado un brazo o una pierna).
No voy a mencionar cosas muy sabidas y evidentes que indican esa profunda unidad del hombre, como que si te pillan mintiendo, te sonrojas, o que por un disgusto te sube la tensión y te puede dar un infarto, voy a comentar sólo tres detalles conocidos, pero menos comentados, para mostrar que el cuerpo humano no es el cuerpo de un animal, sino el cuerpo de un hombre. Ya sé que esto implica que el hombre y su cuerpo no han podido salir de un animal, pero que defiendo eso, es algo evidente para los seguidores de este blog.


LA AUSENCIA DE CELO
Los vegetales tienen su época de floración y de fructificación. Todos los animales tienen su época de celo y de apareamiento, por ejemplo, los perros tienen el celo aproximadamente cada seis meses, el tiempo necesario para los 61 días que dura el desarrollo embrionario, unos tres meses de amamantamiento, y otro mes para recuperarse la madre después de que los perritos ya pueden alimentarse por ellos mismos. La sexualidad para los perros, como para el resto de los animales, está limitada a esos periodos de celo, porque el fin primordial de la sexualidad en los animales es la reproducción, en los perros, la sexualidad tiene como finalidad que existan más perros.
Pero en el ser humano no es así, la mujer no tiene épocas de celo, está permanentemente receptiva fisiológicamente (otra cosa es psicológica o espiritualmente pero no me voy a meter aquí por razones obvias y porque quiero centrarme en el cuerpo). Sólo un ser dotado de facultades espirituales como son el entendimiento, la libertad y la voluntad, puede gestionar una sexualidad sin épocas de celo. Si el cuerpo del hombre fuese el de un animal, y dado el tiempo que una criatura humana tarda en poder valerse por ella misma, la mujer sólo estaría receptiva al varón a los quince o veinte años de haber tenido un hijo (menudo pastel). Por lo tanto, la ausencia de celo en la fisiología del cuerpo de la mujer, indica que ese cuerpo sólo puede ser cuerpo de un ser dotado de facultades espirituales (entendimiento, libertad y voluntad) para poder gestionar esa realidad.

EL ÁNGULO VAGINAL.
En todos los mamíferos, la vagina sigue como una prolongación del útero, lo que facilita el parto y también el que el macho monte a la hembra por detrás. En la mujer, la vagina forma un ángulo de entre 90 y 100 grados con el útero, lo que dificulta enormemente el parto, obligando al niño al nacer a hacer dos giros para poder atravesar el canal del parto, con serio riesgo de complicaciones para su vida y para la de su madre.
Es curioso como los evolucionistas, no mencionan el origen evolutivo de esta peculiaridad, porque según su forma de interpretar la realidad, la vagina habría evolucionado desde una como la de cualquier simio o mamífero hasta la actual, ¿cómo es posible que la selección natural tan sabia y providente haya seleccionado un giro que ha provocado tantas muertes de madres y de hijos?. Si la mujer que tuviera la vagina hacia atrás, pariría con más facilidad y evidentemente tendría más hijos y su condición se heredaría, etc…
Es evidente que no se puede aplicar el paradigma evolutivo al ser humano. 

El rostro del ser humano por su expresividad, es el mejor reflejo del alma. El hombre puede hacer lo que quiera porque es libre, pero por eso mismo, puede hacer lo mejor y puede hacer lo peor. Pero, tanto la vagina abierta hacia delante, como la curvatura del pene en la erección, son así fisiológicamente, porque el hombre es un ser espiritual llamado a darse, a amar al otro, y las relaciones sexuales en el hombre son la realización de esa unión con el otro, con el que te haces uno, pero no sólo corporalmente, sino totalmente, uno en cuerpo, alma y espíritu, una unión con vocación de eternidad. Si uno se da al otro por amor, necesita ver al otro cara a cara, para estar cerca de su interior, no sólo físicamente. Por supuesto que es posible tener relaciones estando el hombre detrás de la mujer, el hombre es libre y existe lo que se llama fornicar, que puede dar placer, pero tiene poco que ver con el amor, (el que pueda entender que entienda).
Así pues, la inclinación de la vagina hacia delante y la curvatura del pene indican que el cuerpo humano es el cuerpo de un ser espiritual, y más aún, esto a riesgo de la propia vida del hombre, por ello, se puede afirmar que según la naturaleza, la vida espiritual es más importante que la vida física.

LA MENOPAUSIA.
En todos los animales y especialmente en los simios, la época reproductiva dura  prácticamente hasta la muerte, por lo que la mayoría de las  crías que nacen cuando la madre es ya mayor, suelen morir al poco de morir la madre. Pero en el ser humano esto no es así.
En la mujer se da la menopausia, la época reproductiva, acaba al menos unos veinte años antes de la edad media de muerte. Evidentemente esto permite a la madre cuidar durante muchos años a los hijos de su madurez, e incluso colaborar en la crianza de sus nietos.
Esto se debe principalmente a todos los años de crianza que necesita un ser humano para desarrollar sus capacidades cognitivas y su compleja situación ante el mundo. Y al gran valor de cada ser humano.
El que la fisiología de la mujer presente la menopausia, es indicativo de que su cuerpo y el de su hijo, son cuerpos de un ser espiritual que necesita una muy larga época de aprendizaje al estar casi totalmente libre de los condicionamientos instintivos y medio ambientales, y por ello tener que alcanzar un elevado grado de desarrollo psicológico y espiritual para poder enfrentarse al mundo y comprenderlo como la realidad que es.

Estos tres detalles son sólo unas pinceladas que espero estimulen la curiosidad del lector como han estimulado la mia. 

Ángel Luis Hurtado
Semogil 2 de Enero del 2.015.








14 comentarios:

Søren Kamil dijo...

Interesante la primera razón, la segunda en parte, pero la tercera no convence...
Hay varios animales, que solo hasta cierta edad son fértiles...

Ahora es evidente que el hombre no es un animal más... Los más grandes pensadores de la historia se han encargado de dar innumerables razones...

Empezando por el acceso a la decodificación de la realidad, a sus verdades eternas, al concepto de lo eterno e trascendente...

El Hombre tiene un alma ABIERTA.

Ángel dijo...

Hola Soren Kamil. (no se cruzar la o) Por tu comentario, entiendo que tienes clara la naturaleza espiritual del ser humano, pero me sabe a poco, vamos a ver, muchos han dado razón de la naturaleza espiritual del hombre, pero también es cierto que muchos de ellos han caido en un espiritualismo, en el que parece que el alma espiritual es el hombre, y no todo él incluido su cuerpo.
Yo he querido hacer unas referencias a que el cuerpo del hombre es el cuerpo de un ser espiritual, buscando argumentos biológicos para confirmar o desmentir que el hombre es una unidad. Me sería de utilidad si fueses más explícita. Por ejemplo, dices que hay otros animales que tienen una vida postfertil, ¿cuáles?, ¿cómo lo sabes?.
Y también, veo que la primera referencia te ha gustado, y la segunda a medias, ¿qué mitad si y qué mitad no?. ¿Puedes imaginar otro origen de ese ángulo que forman la vagina y el útero?.
Yo amo la verdad, y quiero siempre aprender. Échame una mano.
Un abrazo.

Søren Kamil dijo...

Hola, escribo tarde ya que no me llego una notificación...
Se escribe Søren, es el modo original, y soy hombre...

Cierto que el cuerpo es parte esencial de la naturaleza espiritual, Yo tampoco creo ni es viable un dualismo... Pero las demostraciones del espíritu se basan son de carácter noemática, inteligible...


En el segundo argumento lo que me gusta es la que efectivamente es desconocido porque el hombre tiene una anatomía especial, ahora la curvatura de la vagina se explica porque el hombre camina en dos piernas... así se dan varias peculiaridades en el alumbramiento, por ejemplo...
Pero no es convincente asociar esto a una demostración de un espíritu, y así la tercera argumentación, si bien es cierto lo que afirmas: la mayoría de animales pueden tener cría hasta morir... esto es más una asociación a posteriori; Yo he tenido pericos que en su momento dejaron de poner huevos... y hay animales que tienen ciclos reproductivos muy lentos, con pocas crías, y se podría argumentar lo mismo: es para desarrollar una conciencia...

La demostración del espíritu esta en la facultad de trascender al mismo cuerpo, a lo llamado "natural", facultad y dimensión que no existe en los entes sí naturales...

Otra demostración es la forma o diseño del cuerpo, parece ser la más correcta, si se imagina a extraterrestres se piensa en seres humanoides; por tv he visto a científicos decir que NO sería inviable seres con cuatro brazos, seis piernas, cuerpos acuáticos, cabezas muy grandes, etc. no serían viables en la misma evolución...

Se imagina una forma parecida a la humana para seres superiores...

Bien, Saludos, avísame por G+ sí me contestas...

Ángel dijo...

Hola Soren, gracias por las aclaraciones sobre tu nombre, sobre tu identidad y por el comentario.
(sigo sin saber qué tecla tengo que tocar para cruzar la o, y tampoco se como avisarte que te contesto con un g+ si alguien me puede aclarar estas cosas, pues muy agradecido.
La cuestión de que la vagina está curvada hacia delante porque el hombre camina a dos piernas,habría que argumentarla un poco.
Hay una diferencia entre demostrar la existencia del espíritu, y mostrar que nuesro cuerpo es el de un animal espiritual. Lo de los periquitos y sus huevos, viene al caso, pero ni es conveniente sacar conclusiones del comportamiento de animales domesticados o en cautividad, ni es el caso de que los periquitos tengan un entendimiento como el nuestro, ni sean capaces de conocer -al menos en buena parte-, la realidad del mundo.
No se si te entiendo bien, parece que no partes de una clarísima distinción entre el entendimiento humano y la cognitiva animal.
Aunque creo entendertee cuando dices que el espíritu debe dominar sobre lo corporal , creo que el término natural aplicado al hombre como naturaleza humana, incluye el espíritu, por supuesto que en el origen el espíritu es jerarquicamente de mayor dignidad y relevancia, pero el hombre es naturalmente espiritual.
¿En qué se fundamentaban, o cómo argumentaban esos cienfíficos que afirmaban que no eran viables seres inteligentes con otra forma corporal?. ¿Era una idea de ellos?, ¿por qué no?.
Por cierto, ¿cómo es que te interesan estos temas?. Yo soy paleontólogo y profesor de enseñanza secundaria.
Un abrazo.

Søren Kamil dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Søren Kamil dijo...

Hola, para escribir con la o cruzada debe configurar los símbolos del teclado, por Microsoft word nomás; G+ es google plus....

Yendo al grano y no quedándonos en detalles del post que pueden ser buenos o malos, preciso que también diferencio el abismo entre el entendimiento Humano con el animal, sus "naturalezas" son distintas ontológicamente; pero considero que se cae en confusiones y equívocos decir «naturalmente espiritual» lo llamaría mejor «esencialmente» espiritual... Ahora el tema es largo, en todo caso se requiere un concepto de "natural" superior a lo naturalista...

Lo de los científicos lo ví en los programas que pasan por discovery; básicamente descartaban formas de criaturas inteligentes y desechando opciones la más funcional era la humana: un ser con varios brazos, muy grande, varios ojos, sin manos, etc. no sería muy viable... Pero esto como sugieres es discutible, no hay nada aquí concluyente o importante.

Y me interesa porque me gusta la apologética; la filosofía, las religiones, los sistemas de pensamiento me interesan...

Y siendo paleontólogo, sin gastarlo pidiendo con grandes explicaciones ¿qué dice sobre los dinosaurios y evidencia fósil? ¿rechaza totalmente la evolución?
¿qué teoría si respalda?

Ángel dijo...

Hola Soren Kaamil, voy a intentar responder brevemente a las tres cuestiones que planteas:
Sobre los dinosaurios decir tres cosas: 1 - es evidente por los fósiles que existieron esos enormes animales. 2 - Sus restos aparecen sistemáticamente en sedimentos costeros o marítimos, por lo que me parece que no eran muy terrestres. 3 - el que aparezcan tan detalladamente en las piedras de ICA me hace pensar que nuestra idea del progreso tecnológico de la humanidad puede tener que ser reconsiderada.
A lo segundo, no rechazo que dentro de un tipo de viviente,(que eso quiere decir especie) haya variabilidad, y que en determinadas épocas predomine una variedad, y puede que aparezcan nuevas variedades que antes no existieron. Pero no puedo creerme que un tipo de viviente se convierta en otro tipo de viviente, y como no hay pruebas, pues para una fe ciega, me quedo con la que confirma lo que capta mi experiencia. Por supuesto que ahora mismo hay clasificadas como especies distintas, multitud de razas de la misma especie.
No se si he respondido a la tercera pregunta, pero no puedo identificarme plenamente con nada que haya visto escrito. Creo que los genes son importantes, pero no son el alma del viviente, ni ellos ni siquiera el programa de expresión genética, que estaría más cerca al no ser material.
Es dificil resumir esto en pocas palabras, pero hay demasiados fósiles vivientes, practicamente todos los vivientes actuales.
La biología moderna llama especie ya casí a cada individuo. Están perdiendo los papeles y alejándose deprisa de la realidad, ya casi han decidido que en la naturaleza no existen las especies, pues vaya chasco, ya no se si lo que tengo es un perro, o si lo que va a salir si planto semillas de pimiento son pimientos. Todo esto parece un desatino del coctel formado por el materialismo, el relativismo y el nominalismo.
¿Y tú que piensas de esas tres preguntas que me haces?.
Un abrazo
Ángel.

Søren Kamil dijo...

Hola amigo, después de días vi que me respondió… Supongo que no usa google plus.
¿Habla de los dinosaurios que aparecen en piedras? Creo que eso ya ha sido demostrado como falso, o por lo menos poco auténtico…

Visite esta página para misterios antiguos, hay artículos interesantes…
http://antiguosastronautas.com/articulos.html

Hace semanas justamente entre en una discusión sobre esto, y bueno es el clásico “la ciencia ha demostrado irrefutablemente el evolucionismo”, bla bla bla… y te ponen de “creacionista”…

Pregunte sobre la complejidad irreductible, y me respondieron con el experimento de una bacteria que lleva miles de generaciones evolucionado, y ha conseguido adoptar nuevas habilidades…
http://en.wikipedia.org/wiki/E._coli_long-term_evolution_experiment

Y también que la vista o el ojo “no es sistema irreducible”…

Pero quedan cabos sueltos no respondidos, esta fue mi contra-respuesta:

Ahora, no sé que entiende usted por complejidad irreducible… pero para mí es un problema que existe:
*No todo sistema emerge gradualmente* y menos si se necesitó mucho tiempo.
¿Es viable que en un carro apareciera primero las llantas, luego después de unos miles de años el timón, luego dentro de otros miles de años el freno, etc.? Si fuera así el carro nunca hubiera funcionado; debe haber aparecido todo el sistema al mismo tiempo, por lo menos en una forma primitiva…. ¿cómo es eso posible?

Ahora los evolucionistas explican que el carro no siempre fue carro, y antes no necesitaba de algunas piezas, así que sí pudo haberse desarrollado gradualmente…

Pero esto solo aleja el problema, no lo resuelve… ya que la maquinaria biológica - y no biológica con la que interactúa – es infinitamente más compleja que carros y hay más factores presentes…


Y Yo ya conocía del experimento, pero éste demuestra que no se necesitan “millones de años” para adaptarse y desarrollar habilidades… Lo cual, por cierto, sería no-viable… revise la noticia del calamar que edita en vida su ARN

Para mí el asunto es que aún hay mecanismos no explicados, lo cual no niega la teoría…

Considero algunos problemas:
¿Se niega inteligencia presente en la realidad? Y si se niega:
¿Cómo se sincronizan las especies con sus simbiontes de modo ciego?
¿Por qué existen reinos, dimensiones, de seres vivos como si siguieran un plan de ecosistema?
¿Y si la genética y bioquímica es explicable matemáticamente, como puede negarse inteligencia?

Dejando de lado los mecanismos de la naturaleza, vayamos a problemas importantes:

El origen de las matemáticas, la lógica, la moral, la libertad, la conciencia, etc. ¿se explican evolutivamente como pretenden científicos naturalistas?

Y si es así, por ejemplo, ¿por qué los Nazis fueron malos?… solo buscaban mejorar la especie humana…


Esta respuesta no me fue respondida satisfactoriamente (ni me respondió a quién se la hice)…

Revise las noticias del calamar que edita en vida su ARN como menciono, y también de la bacteria que no ha evolucionado en 2 mil millones de años…
Para mi es claro que cada vez es más difícil negar la presencia de inteligencia (sea en la naturaleza misma) en procesos de la vida y más aún en la realidad…
Y la idea misma de evolución encierra paradojas: ¿sucede rápido o en mucho tiempo, es aleatorio o hay fines?

Y recuerde que la biología es solo un espectro de la realidad, otro es la teología; esta diferencia hace que las críticas *desde* la biología a la teología sean igualmente vacuas…
Buen día.

Nico Vera dijo...

Buenas, Ángel, me gusta tu blog, ¿cómo podría ponerme en contacto contigo?

Ángel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Nico Vera dijo...

Ya está.

Anónimo dijo...

puedes dar mas ejemplos de las diferencias que entiendes que hay entre el hombre y el resto de los animales? No solo corporales. Por favor!

Ángel dijo...

Hola comentarista anónimo. Me pides que de más información sobre lo que distingue al hombre de los animales, magnífico, es un tema esencial en este momento histórico que estamos viviendo.
Aparte de alguna entrada que pueda poner en el blog pronto, aunque el tema es muy complejo y no se si se va a entender, de momento, te ofrezco tres cosas,
Primero, pincha en "instinto" en la lista de etiquetas que hay a la derecha debajo de los últimos comentarios, y te saldrán tres entradas relacionadas que te aclararán muchas cosas, porque hay peculiaridades de los seres vivos que pensamos que son sólo humanas, y no es así.
Segundo, busca un libro maravilloso que se llama "El hombre y el animal" de Leopoldo prieto, en España está publicado por la editorial BAC. Aclara magníficamente muchas diferencias entre el hombre y el animal.
Tercero, yo tengo un texto demasiado largo y complejo (técnico y filosófico)para ponerlo en el blog, sobre lo que es estrictamente humano, si te interesa, mándame un correo con tu dirección electrónica y te lo mando, mi correo es angelsemogil@hotmail.com
Debe de haber una manera de colgarlo en algún sitio para que pueda haber acceso a él desde el blog sin que sea una entrada, pero todavía no se como hacerlo.
Cuenta lo que piensas sobre si eres un animal o no, ¿por qué quieres saber de esto?.
Un abrazo.
Ángel

Anónimo dijo...

Tengo certeza (o mas bien intuyo fuertemente) de que no soy un animal, ni siquiera un animal racional sin mas. Se que el hombre es mucho mas, es un misterio, y que no podemos darle una definicion completa. Pero soy muy joven y no se argumentarme. Aunque deseo la verdad.