domingo, 26 de mayo de 2013

EL ORIGEN DE LA VIDA Y III

SOBRE  LOS  PRIMEROS  SERES  VIVOS  REALES

Imagen de unos de los fósiles de la fauna de Edicara 


Los fósiles más antiguos que se han encontrado, eran algas azules fotosintéticas,(31) luego necesitaban una atmósfera con oxígeno, y no tienen ningún escrúpulo en escribirlo en los libros, unos renglones después de manifestar que la atmósfera primitiva era reductora.

Una vez eliminadas, por imposibilidad las teorías que proponían el que los primeros seres obtuviesen la energía necesaria para la vida de procedimientos químicos como las reacciones oxidación-reducción o la fermentación(32), parece que todos aceptan que tuvo que ser la fotosíntesis.

Aunque se han descrito, en rocas muy antiguas de Sudáfrica, unas marcas circulares que algunos identifican como restos fósiles de organismos unicelulares esféricos, a los que han llamado “Archaeosphaeroides” y que se suele identificar como una cianobacterias (bacterias azules, que vivían aisladas),(33) todos los paleontólogos no aceptan que esas marcas circulares sean de seres vivos. Hace siglos que se comprobó que muchas  sustancias inorgánicas adoptan formas esféricas, como las pompas de jabón, a causa de la combinación de las leyes físicas que actúan sobre ellas, como las que rigen la gravedad, la tensión superficial, o la viscosidad.(34)

Lo que es más evidente es que hay muchos afloramientos de rocas precámbricas (antiquísimas) con estromatolitos(35)  -rocas sedimentarias formadas por las algas azules unicelulares que viven asociadas, tapizando rocas bajo el agua dulce o salada-.

No se puede mantener que un alga azul está en el origen de una vida que ha evolucionado desde lo inorgánico, porque simplemente para formar la clorofila(36), se requieren  dos enzimas complicadísimas, una para formar las cuatro moléculas  de  pirroles,  y  otra  para darles la forma de anillo que les permite funcionar como una molécula de clorofila. Y una vez que ya tenemos la clorofila, el problema no está resuelto, pues el proceso de la fotosíntesis es tan sumamente complicado, que en la actualidad, no hemos podido descifrarlo en su totalidad(37).
 Fósil de trilobites, el organismo mejor conocido de la era primaria.

Y aunque a algunos no les agrade, esta es la evidencia del registro fósil hasta donde lo conocemos hoy: La vida no empieza por un organismo “sencillo” (si es que hay alguno que lo sea).


■  SOBRE  OTRAS  OCURRENCIAS  PARA  SALVAR  LO  INSALVABLE.

Aunque toda la información que hemos citado y muchísima más, ni se comente en los libros de texto, la mayoría de los científicos conocen su existencia, por lo que algunos de ellos lanzan, de vez en cuando, una nueva teoría sobre dónde y cómo fue que se originó la vida en la tierra.



Se propuso que la vida se originó en las arcillas;(38) después, que surgió en manantiales hidrotermales en volcanes o en las dorsales oceánicas;(39) también se propuso que la vida empezó en el Mar Rojo(40), o sobre cristales de pirita(41). Todas ellas son imposibles como ya ha sido demostrado por muchos trabajos científicos(42).
Cristales de Pirita, sulfuro de hierro 

Y como ya se van dando cuenta de que no van a poder inventar una teoría que resista la mas mínima investigación, han llegado al no va más: ya hay un buen grupo de científicos que basándose en que se han detectado trazas de hidrocarburos y de otras partículas de las que utilizan los seres vivos -y que por ello, algunos llaman indebidamente “orgánicas”-  en  algunos  meteoritos(43), sin detenerse a valorar la insalvable distancia  que  hay entre esas trazas encontradas y un ser vivo, ni en que en la mayoría de los casos la presencia de materia orgánica se debe al impacto contra la vegetación y el suelo; decíamos, que algunos científicos plantean abiertamente que la vida tiene un origen extraterrestre (44). Llegando a plantear con total tranquilidad que las diferencias que encuentran entre las espectrografías de esa supuesta materia orgánica extraterrestre y las  de los seres vivos terrestres, se debe a que ambas se encuentran en distintos estados de evolución.

Con ello, en vez de resolver un problema, crean otro, y ya tienen dos, ¿cómo surgió la vida donde quiera que surgiese? y ¿cómo fue posible que la vida se transportase hasta la tierra,  pudiese sobrevivir durante el viaje, y después desarrollarse aquí?. Queda por descontado que los trabajos que defienden esto, no dan respuesta a ninguna de esas dos preguntas(45). Entre otras pruebas, el  autor que citamos explica cómo Hoyle y Wicramashinge modificaron, a su criterio, los espectros de rayos x, obtenidos en el laboratorio a partir de las trazas de materia “orgánica” de los meteoritos,  para asemejarlos a los de la materia orgánica terrestre.

Y como parece que esto tampoco convence a nadie, ha habido quien amparado en su flamante historial científico, (participó en el descubrimiento de la molécula de ADN), ha propuesto que la vida se originó en otra galaxia y que los extraterrestres que allí vivían, la mandaron a la tierra en alguna nave espacial desconocida para nosotros. (46) Sin comentarios.



■  CONCLUSIÓNES  SOBRE  EL  ORIGEN  DE  LA  VIDA

Prácticamente todo lo que dicen los libros sobre el origen de la vida, se demostró hace ya, al menos treinta años que eran teorías erróneas.

→ Lo único que es cierto de lo que se dice sobre este tema, es que por lo que sabemos hoy, los primeros organismos de los que conservamos restos inequívocos, son algas azules, lo cual como hemos visto, hace falso todo lo demás.

→ Hay que recordar que todos los experimentos actuales de clonación, hibridación, cultivo de tejidos, trabajos con células madre, etc, no tienen nada que ver con “crear vida”, son simplemente trabajos de manipulación de la vida que ya existe.
  
→ Por último, -aunque pienso que esto no sucederá-, decir que si dentro de décadas o siglos, tras costosísimos experimentos, el hombre llegase un día a obtener algo que pudiese llamarse “vivo” a partir de materia inorgánica, sólo demostraría lo contrario de lo que pretendía, pues queriendo con sus experimentos probar que la vida surgió espontáneamente a partir de la materia inorgánica, lo que lograría demostrar, es que eso, es posible sólo por la intervención decidida de una brillante  inteligencia. 




(31) Los seres vivos que realizan la fotosíntesis, tienen clorofila (que es lo que les da el color verde a los vegetales) y necesitan inexcusablemente que en la atmósfera y en el agua en la que viven haya C02 y Oxígeno.
(32) Rattray Taylor. Op. Cit. p. 193-196.
(33) Brghoorn y Schopf (1966).
   Grassé Pierre p. “La evolución de lo viviente” Edit. H. Blume – 1.977. p. 27.
      Sanvisens Op. cit. p. 73.
(34)  Z D’Arcy Thompson “Sobre el crecimiento y la forma” Edit. John Tyler Bonner – Cambridge – 2.003. p. 65-66
      Laplace – “Mecánica celeste” Vol X, suplemento: Teoría de la acción capilar.- 1.806
      Robert Boyle “Liquid Drops and globules” p. 11 – 1.914.
(35) Gish, Duane T. “Creación, evolución y registro fósil” Edit. Clie – Barcelona 1.979.
       Grassé, P. Op. cit. p. 27 a 30.
       Lowe,  “Estromatolitos de 3.400 millones de años del Arcaico de Australia”, Nature 1.980, p. 284 – 441.
       Y tambien - Walter, M.R.; Bruik, R. y Dunlop, J. Nature, 1.980, 284 –443.
(36) Es muy significativo que la molécula de clorofila esté formada por cuatro moléculas de pirroles formando un anillo alrededor de  átomos de Magnesio, y la de hemoglobina que reparte el oxígeno por todo nuestro cuerpo lo esté por otro anillo de pirroles sólo que alrededor de  átomos de Hierro.
(37) Rattray Taylor. Op. cit. p. 194-195.
(38)    Cairns- Smith, A.G. Op. cit.
       Bernal J. D. (1.976) El origen de la vida Edit. Destino Barcelona.
(39) Nisbet, E. G. (1.989) Nature, 337, p. 23.
(40) Ingmanson, D.E. y Dossier, M.J. (1.980): Nature, 286, p. 51.
(41) Esta teoría es de Wächtershäuser, G.. Véase: Popper, K. R. (1.990) “Pyrite and the origin of life” Nature, 286, p. 51.
(42) Sobre que el origen no pudo ser en fuentes hidrotermales junto a volcanes: Rusell, M.J.; may, A.J.; Cairns Smith; y Braterman, P.S.. (1.988) Nature, 336, p. 117.
      Sobre que el origen no pudo ser en manantiales hidrotermales en las dorsales: Sanvisens A. Op. cit. p. 186.
     Sobre que el origen no pudo ser en la pirita es evidente, puesto que la reacción del azufre con el hierro, desprende tanto calor que funde el vidrio, ¿qué organismo podría crearse y no calcinarse?. Vease Sanvisenss, A. Op. cit. p. 187-189.
     Sobre que es imposible que la vida surgiese en los volcanes, sobre todo por los gases venenosos y por las radiaciones ultravioletas véase: Canuto, J. y Poupeau, G. (1.983) La astronomia UV.: una clave sobre el origen de la vida” Mundo científico, nº 22, p. 133.
(43) Mason, B. “Materia orgánica procedente del espacio” Sc. Amer. (1.963). 208 (3) 43.
(44)   Robert F. (1.990): “Las primeras moléculas orgánicas”  Mundo científico, 103, p. 641.
        Hoyle, F. (1.984) “El universo inteligente” Edit. Grijalbo – Barcelona.
      Z Chyba, Ch. (1990): “Extraterrestrial aminoacids and terrestrial life”. Nature, 248 p. 113.
(45) Saphiro, R. Op. cit. p. 229ss.
(46) Z Crick, Francis – “Life Itself” – 1.981.

6 comentarios:

davidmor dijo...

Gracias por estos articulo. Aunque no haya mucha gente que comente, seguro que muchos te seguimos desde las sombras "como yo".

Andrés dijo...

Excelente información. Con la aparición de La Caja Negra de Darwin, Behe ha tenido el privilegio de dar un terrible golpe a la teoría sintética.
Ahora bien, el problema sobre el viaje de aminoácidos en meteoritos es que solo algunos vienen completos para el total que se requiere para formar una célula 'sencilla'. Además la exposición libre a la radiación solar destruye lo que encuentra a su paso. Finalmente, sugerir que la vida tiene origen extraterrestre (muy respetuosamente) solo traslada la interrogante hacia el espacio exterior esquivando así el problema de fondo.

Saludos.

Anónimo dijo...

Claro. Es que por eso se llaman "hipótesis". Suele ser el medio científico para validar un hecho, descartarlo o llegar a una conclusión diferente. No se conoce el origen de la vida a día de hoy. Y como ninguna hipótesis, que por eso siguen siéndolo, ha podido contrastarse, cualquiera de ellas puede ponerse a prueba.
El tema de fondo es (y adonde quiere usted llegar sin citarlo expresamente): ¿la vida tuvo una generación espontánea y casual o fue la creación de una voluntad? Pues desde luego veo más coherente establecer hipótesis a través de deducciones científicas que dedicarse a desmontar todas y cada una de ellas con criterios científicos (con el habitual sesgo en estos casos de descartar postulados científicos comunmente validados con pruebas asimismo científicas a las que sí se les concede valor), quedándose al mismo tiempo con una hipótesis (creación voluntaria) que jamás podrá ser empíricamente validada o descartada y cuyo único sostén es el mito.
Lo de siempre, vaya.

Ana dijo...

Admiro tu valentía :-) Felicidades! Una abrazo.

Medusa dijo...

Hola, hoy descubrí tu blog y estoy de acuerdo con lo que expones y me agrada la forma en que lo haces, considero que la teoría de la evolución no se sostiene más, gracias por tus artículos y desde hoy los seguiré con mucho interés.

Ángel dijo...

Hola Medusa, gracias por tu comentario. Espero poder dedicarle más tiempo al blog, lo tengo un poco olvidado, pero sigo estudiando el tema, sobretodo en lo concerniente al origen del hombre.
Un abrazo.